¡Comparte!

¡No se pueden ir sin probar estos manjares! Estos son algunos de los platillos exóticos mexicanos que debe probar un extranjero.

Sí, probar la gastronomía tradicional de cada región es ideal, pero para aquellos aventureros que no le tienen miedo a nada, siempre es interesante darle a probar algo diferente al paladar.

El sitio Visit México, que promueve el turismo nacional a través de sus riquezas naturales y culturales, hizo una encuesta entre sus seguidores para saber cuál es el platillo exótico que se debe dar a probar a los visitantes extranjeros y estas fueron las respuestas más populares.

Claro que faltaron mucho más, pero estos fueron de los más populares y con más likes. Si conoces otro, te invitamos a compartirlo a través de redes sociales.

Chapulines

Este manjar ancestral no puede faltar en las visitas a los centros arqueológicos. Por ejemplo, es muy común ver a los vendedores vendiendo chapulines tostados con sal y salsa en los alrededores de Cholula. Aunque para iniciar, ponerlo en un taquito o con guacamole es la mejor manera de darlos a probar por primera vez a los extranjeros.

Tacos de tripa, ojo, buche, sesos

Aquí nada se desperdicia y ya sea en Puebla o la Ciudad de México, las y los visitantes podrán encontrar puestos callejeros con los mejores taquitos de tripa, ojo, buche, sesos y otras partes de animales que, bien cocinadas, son una delicia.

Escamoles

Otra experiencia culinaria que no pueden dejar pasar son los famosos escamoles, las larvas de la hormiga güijera que se consumían en México desde tiempos prehispánicos y, al igual que los chapulines, formaban parte de la alimentación diaria en nuestro país y Mesoamérica.

Te puede interesar:

Huitlacoche

Otra delicia heredada de nuestros antepasados es el huitlacoche, el hongo que crece en los granos de maíz y que más allá de ser visto como un mal, muchas personas lograron transformarlo en un platillo nutritivo que va con todo. Hasta se hacen tacos y quesadillas, aunque se puede preparar de diferentes formas.

Patitas de puerco capeadas

No somos fans, pero es verdad que las patitas de puerco capeadas son ricas para muchos mexicanos. Después de ser hervidas, las patitas se mezclan con huevo y harina, y van en aceite caliente. Se recomienda acompañar con una buena salsa.

Morcilla o moronga

A decir de muchos, la morcilla o moronga es de las favoritas en muchas partes de la República Mexicana. Es un embutido a base de sangre cocida, generalmente de cerdo, y aunque se puede comer en taquitos, muchas personas la comen sola, eso sí, bien frita.

Almejas y ostiones crudos

En las zonas costeras del país como Veracruz y Sinaloa es muy común que los habitantes den a probar almejas y ostiones crudas recién sacadas del mar con limón, sal y salsas. Y aunque no podemos negar que los mariscos son deliciosos, no todos tienen un estómago que aguante su frescura.

Gusanos de maguey o nopal

Solos o en taquitos con una salsa picosita o un guacamole, los gusanos de maguey, nopal y hasta los que crecen en el elotito, son unos de los más ricos que hay. La mayoría de las personas opta por tostarlos con sal.

Te puede interesar:

Etiquetas: