¡Comparte!

Esmeralda Millán es una de las víctimas en Puebla de violencia ácida, y su historia de lucha comenzó desde el 2018, cuando su expareja intentó privarla de la vida.

A cinco años de estos hechos y tras 14 intentos por concretar la audiencia que podría darle justicia a su caso, la poblana exigió la pena máxima para su agresor.

Se trata de Fidel N., quien intentó asesinarla en complicidad con otros hombres, arrojándole ácido en el rostro y cuerpo.

En entrevista, Carmen Sánchez, activista y también víctima de violencia ácida, acompañó una vez más a Esmeralda Millán a la Casa de Justicia en San Andrés Cholula.

Carmen denunció que en 14 veces consecutivas, cancelaron las audiencias de Fidel N. con artimañas por parte de sus abogados.

Entre las excusas que siempre dan, es que ya sea él o su defensa, se encuentran enfermos. E incluso, constantemente cambia de abogado para evitar una sentencia.

Hoy es el inicio del juicio en contra de Fidel, el criminal que intentó asesinar a Esmeralda en 2018 arrojándole ácido. Este criminal ha usado esta manera de cancelar como estrategia para hacer retardado el proceso”.

A pesar de que en más de diez ocasiones Fidel ha logrado evadir la justicia, confían en la Fiscalía de Puebla.

Sin embargo, Esmeralda Millán dijo que deben “convertirse en activistas para defender su propia historia”. Pues está consciente de que ni en Puebla ni en el país es posible acceder a la justicia.

Debido a la falta de justicia para este caso, la activista Carmen aseguró que continuarán exigiendo a las autoridades correspondientes la verdad y reparación del daño.

A la par, subrayó que la violencia ácida es una de las más extremas en el mundo sólo por debajo del feminicidio.

Pues, además, vulnera el derecho al trabajo, a la salud y a la justicia de las mujeres que sufren este tipo de atentado.

La violencia ácida es de las violencias más extremas por debajo del feminicidio, vulnera nuestros derechos al trabajo, a la salud, a la justicia”.

Amenazas contra Esmeralda Millán continúan; su agresor utiliza llamadas

Esmeralda Millán no terminó su historia de violencia con el ataque con ácido. Pues después de haber vivido esto, tuvo que cambiar de casa e incluso solicitar una restricción para ella y sus hijos.

Sin embargo, a cinco años, aún es acosada vía telefónica por su agresor, Fidel N., y por ello, exige justicia y la pena máxima de castigo.

Esmeralda refirió que la cantidad de años que le impongan a su victimario no repararán el daño que éste le causó.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

No obstante, continúa en lucha para evitar que otra mujer sufra lo que ella en el 2018. Al recordar que padecerlo es como quedar “muerta en vida”, al sufrir doblemente por las heridas y la sociedad.

Es doloroso vernos las cicatrices, críticas y burlas, que te nieguen en el trabajo, se burlan, me ven feo, quise quitarme la vida, pero gracias a mis compañeras de lucha me levantan de la tristeza”.

En el país, hay registro de al menos 42 mujeres atacadas con ácido. No obstante, son sólo aquellas que lograron sobrevivir, pues el resto, fueron torturadas hasta la muerte con sustancias corrosivas.

Puebla es uno de los estados con más casos y al momento la fundación que dirige Carmen Sánchez registra siete víctimas.

Te puede interesar:

BonoBus BUAP
Claudia Hernández

Claudia Hernández

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la BUAP. Reportera desde 2019 en fuentes de Educación, Cultura, Movimientos Sociales, Religión e Iniciativa Privada en medios de la capital poblana.