¡Comparte!

La Universidad de las Américas Puebla (UDLAP) abrió las puertas de las instalaciones este martes. Tras siete meses desde su toma por parte de un nuevo patronato y derivado del exhorto de  la jueza de control, Magally Escamilla Rodríguez, quien resolvió en audiencia que debían generarse las condiciones para reanudar las actividades académicas. Sin embargo, la rectora interina, Cecilia Anaya Berríos descartó las clases presenciales.

Agradeció lo determinado por el Poder Judicial del Estado de Puebla. No obstante, la rectora interina de la UDLAP dijo que no volverán a clases presenciales hasta que un juez les haga entrega de las instalaciones de manera formal y dejen de legitimar al patronato “espurio”, encabezado por  Horacio Magaña Martínez.

Anaya Berríos acusó que la dirección asignada por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla busca apoderarse de la operación académica. Esto sin contar con los atributos legales o estuarios, pues el Poder Judicial del Estado no está por encima del federal.

La única solución posible es que nos entreguen el campus de la misma forma que lo arrebataron, un juez tiene que hacer la entrega formal de las instalaciones, no estamos esperando que nos dejen entrar, tienen que hace la entrega formal como indica la resolución definitiva del juez tercero y salirse del campus”.  

El pasado martes, en una audiencia la jueza de control, Magally Escamilla Rodríguez exhortó a la reanudación de clases presenciales en la UDLAP, por lo que se abrieron las instalaciones. Esto con el objetivo de garantizar la función social de la universidad y el interés superior de los estudiantes.

Determinó que el personal administrativo y docente en coordinación con la Secretaría de Educación Pública (SEP), debían verificar que la total apertura del campus y las condiciones de acceso, dando cumplimiento a lo ordenado por la autoridad judicial.

Abren las puertas de la UDLAP; estudiantes se niegan a ingresar

Los vigilantes del campus informaron a los estudiantes, que se encontraban manifestándose en la entrada principal de la universidad, que el acceso a las instalaciones estaba libre por orden del nuevo patronato de la UDLAP. Sin embargo, la comunidad se negó, al señalar que podía ser una trampa para acusarlos por saqueo.

Vigilantes de la UDLAP informaron a los estudiantes que pueden ingresar al campus.

 Asimismo, indicaron que esperarían que la rectora interina avalará su ingreso y asegurará que sería de manera segura. Tras una espera de seis horas después de la audiencia, la comunidad universitaria se retiró de la institución y de la Recta a Cholula que mantenían bloqueada.

Alrededor de las 13:30 horas cuando los estudiantes de la UDLAP iniciaron una nueva manifestación para exigir la devolución del campus. Esto con una protesta en la entrada principal y otra por la avenida 14 Oriente. Posteriormente, se trasladaron a la Recta a Cholula donde cerraron la circulación en ambos sentidos y por las laterales, durante seis horas.

Del mismo modo, bloquearon el Periférico Ecológico. En ambas vialidades los alumnos provocaron el descontento de los automovilistas quienes exigían que se abriera el tránsito vehicular. Algunos automovilistas se enfrentaron con los manifestantes a gritos, otros señalaron que tenían urgencias médicas y debían pasar; sin embargo, el acceso les fue negado.

Tras recibir un mensaje de Cecilia Anaya, los alumnos indicaron que este miércoles retomarán las manifestaciones, hasta que el campus quede liberado en su totalidad.

Hay dos administraciones en la universidad desde el 29 de junio

Desde el 29 de junio del 2021, existen dos administraciones en la UDLAP, una por parte del patronato designado por la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, que encabeza Horacio Magaña Martínez y la histórica presidida por la familia Jenkins.

Al frente de la universidad por orden del nuevo patronato se encuentra Armando Ríos Piter. Y por parte de la dirección histórica, Cecilia Anaya Berríos, quien fue nombrada rectora interina. Tras la toma de licencia de Luis Ernesto Derbez Bautista, quien tiene una orden de aprehensión en su contra por fraude especificó.

La dirección histórica ha insistido que no volverán al campus, hasta que se reconozca que la familia Jenkins es la única autoridad de la universidad. Además, piden que se retire el personal de la dirección que encabeza Magaña Martínez.  

CENTRAL publicó que la operación de la UDLAP se encuentra en incertidumbre. Tras la toma de las instalaciones, las cuales acusaron fueron arbitrarias. Debido a que la dirección histórica tenía un amparo que impedía que los bienes y derechos de la universidad fueran privados.

Magaña Martínez, emitió un comunicado el día de la toma para informar que promovió ante el Poder Judicial de la Ciudad de México un juicio ordinario civil para recuperar los bienes que fueron distraídos del patrimonio de la Fundación Mary Street Jenkins. A través de un conjunto de actos delictivos de simulación y operaciones con recursos de procedencia ilícita que fueron denunciados ante las autoridades federales y locales.

Indicó que el juez ordenó a las autoridades administrativas y al entonces rector Derbez a abstenerse de realizar cualquier acto de disposición sobre el patrimonio de la universidad. O bien, tratar de impedir por alguna vía el cumplimiento del mandamiento dictado. Señaló que el ingreso de los elementos de la policía estatal se dio por orden judicial como medida cautelar.

Durante los siete meses que han transcurrido, los estudiantes han tenido que tomar clases a distancia. Además, acusan que siguen pagando las colegiaturas y no tienen acceso a las instalaciones de la UDLAP que son de vital importancia para quienes requieren realizar prácticas.

Desde el 27 de octubre, la rectoría interina informó que obtuvieron una suspensión definitiva por el Juez Tercero de Distrito en Materia de Amparo Civil, Administrativa y del Trabajo del Estado de Puebla para que el nuevo patronato devolviera las instituciones a la brevedad.

Ello implicaba que dichas autoridades, se dejarán de abstener como el patronato de la UDLAP. No obstante, la suspensión fue ignorada y continuaron bajo el poder de Horacio Magaña Martínez y Rodrigo Gurza Cárdenas apoderado legal de la Fundación de las Américas Puebla.

Te puede interesar:

BonoBus BUAP