Puebla, 31 de enero del 2023

Academia

Incertidumbre en la Udlap: Magaña toma la administración, Derbez asegura que están amparados

 El rector de la Udlap exige la liberación de las instalaciones.
 El rector de la Udlap exige la liberación de las instalaciones. - Diseño: Sam Navarrete

El nuevo patronato indicó que poseen un juicio ordinario para poder recuperar los bienes que fueron distraídos del patrimonio de la Fundación Mary Street Jenkins, a través de actos delictivos de simulación y operaciones con recursos de procedencia ilícita

Por Jessica Zenteno / @Jessezenteno /

La operación de la Universidad de las Américas Puebla (Udlap) se encuentra en incertidumbre. Este martes, Horacio Magaña Martínez fue nombrado director del patronato; sin embargo, el rector de la institución, Luis Ernesto Derbez Bautista dijo que las instalaciones fueron tomadas de manera arbitraria, ya que cuentan con un amparo que impide que los bienes y derechos de la universidad sean privados.

Las cuentas bancarias de la Udlap fueron bloqueadas el pasado martes, según el rector con el objetivo de apoderarse de los recursos financieros. Aseguró que los actos de desalojo serán denunciados ante las autoridades, pues la universidad no está sujeta a ningún proceso judicial ni administrativo.

Ingresa la policía estatal a la Udlap

La mañana del pasado martes, elementos de la Secretaría de Seguridad Pública de Puebla ingresaron a las instalaciones de la Udlap para desalojar a los trabajadores administrativos, profesores y estudiantes que se encontraban al interior. Además, se mantuvieron con una importante presencia policiaca al exterior e interior del plantel.

El nuevo patronato, dirigido por Horacio Magaña Martínez, emitió un comunicado para informar que promovió ante el Poder Judicial de la Ciudad de México un juicio ordinario civil para recuperar los bienes que fueron distraídos del patrimonio de la Fundación Mary Street Jenkins, a través de un conjunto de actos delictivos de simulación y operaciones con recursos de procedencia ilícita que fueron denunciados ante las autoridades federales y locales.

Indicó que el juez ordenó a las autoridades administrativas y al rector Derbez abstenerse de realizar cualquier acto de disposición sobre el patrimonio de la universidad, o tratar de impedir por alguna vía el cumplimiento del mandamiento dictado. Señaló que el ingreso de los elementos de la policía estatal se dio por orden judicial como medida cautelar.

VER: Entran la Guardia Nacional y la Policía Estatal a la UDLAP

Derbez asegura que están amparados y exige la liberación del inmueble

El rector de la Udlap, Luis Ernesto Derbez Bautista declaró que la universidad promovió desde el 4 de mayo un juicio de amparo ante el Juzgado Primero de Distrito como una medida de prevención ante un intento de privación de los bienes y derechos de la institución.

Por lo cual, dijo que el desalojo de las instalaciones se llevó a cabo de manera arbitraria y abusiva, por medio del uso de la fuerza por parte de elementos de la SSP, quienes, dijo, amenazaron al personal administrativo, profesores y alumnos de encarcelarlos de no salir de manera inmediata de las instalaciones.

Con el uso de la fuerza pública armada, quiero repetir esta palabra: armada con pistolas y con rifles de largo alcance llegó y se presentó al campus e instalaciones de la Universidad de las Américas Puebla y sin mediar nada de manera arbitraria tomaron, tratando de imponer un nuevo patronato en la institución”

Derbez explicó que dio la instrucción de salir y no provocar un enfrentamiento, ya que el ingreso de los elementos de armas de fuego ponía en riesgo la vida de los trabajadores, maestros y alumnos que se encontraban en el lugar.

Di instrucción de que no deberíamos provocar un enfrentamiento, hay escenas que ustedes deben haber observado, escenas de cuerpos de seguridad marchando como militares armados dentro del campus de la universidad, cosa que jamás habíamos permitido en la institución”.

Señaló que la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla impuso a un Magaña Martínez como patronato de la universidad, mismo que violó la suspensión emitida por el juez federal al actuar con ilegalidad para proceder con el despojo.

Denunció que las cuentas bancarias de la Udlap fueron bloqueadas con la finalidad de apoderarse de los recursos financieros, sin importar el compromiso de las instituciones con quienes forman parte.

Finalmente, exigió a las autoridades estatales la liberación inmediata del inmueble y el respeto a los derechos y a la dignidad de la comunidad Udlap, para que retomen las clases de manera presencial como lo avaló la Secretaría de Educación Pública (SEP).

¿Por qué la familia Jenkins está involucrada en la disputa que tiene en vilo a la Udlap?

CENTRAL preparó una cronología sobre los hechos que han ocurrido en torno a la Fundación Street Mary Jenkins y que pone en vilo la operación de la Universidad de las Américas Puebla. 

2014- Saquean la Fundación Mary Street Jenkins

Durante el año 2014, bajo la ilegalidad de un contrato denominado “marco de donación condicional”, la Fundación Mary Street Jenkins donó su patrimonio valuado en 720 millones de dólares a la Fundación Bienestar para la Filantropía que fue creada en septiembre del 2009 en Aguascalientes, por mandato de Antonio Obregón Barrera y Juan Manuel Martínez del Campo Herrera, allegados a Guillermo Jenkins Anstead, quien desde 1954 se adherido al patronato de la fundación Jenkins.

La donación de los 720 millones de dólares se concretó el 30 de abril del 2014. La fundación que los recibió los transfirió de inmediato a Barbados, un país que se ubica en el Caribe, a fin de realizar un acto de defraudación cometida en perjuicio de la beneficencia privada.

El 16 de marzo del mismo año, Guillermo Jenkins de Landa, primogénito de la familia supuestamente beneficiada del fraude, presentó una denuncia ante la Junta para el Cuidado de las Instituciones de Asistencia Privada del Estado de Puebla, mediante la cual exigió que se investigará la defraudación a la fundación de la cual fue expulsado en junio del 2013 por oponerse a reformar los estatutos para que sus hermanos fueran incluidos como herederos.

Jenkins de Landa señaló a la Revista Proceso que, tras su destitución, comenzó a generarse una serie de engaños y ocultamientos para realizar mediante la donación una operación simulada, encabezada por sus padres Elodia Sofia de Landa Irizar y Guillermo Jenkins Anstead, a quien acusó querer quedarse con la fortuna generada por su abuelo William Jenkins.

Destacó que de la consumación del saqueo fue cómplice Rafael Moreno Valle pues apoyó con funcionarios, notarios y abogados, ya que Roberto Jenkins era allegado al exmandatario del estado de Puebla y asistía a los principales actos de gobierno como la inauguración del Museo Internacional del Barroco y el quinto informe de labores de la administración estatal.

Declaró que el 6 de diciembre del 2014, Bienestar para la Filantropía cambió su domicilio de Aguascalientes a la ciudad de Bridgetown, Barbados y sumó al patronato a cuatro personas Dustin David Philla Delany, Yoshodra Rampersaud, Erica Rechelle Marshall-Forde y Michelle Shaiba Davidson para poder domiciliar la fundación en el país del caribe.

El denunciante destacó que el cambió domiciliario no se informó al Sistema de Administración Tributaria (SAT) y en su declaración rendida expuso que solo recibió donativos por 1 millón 800 mil pesos y no los 720 millones de dólares.

2015 – Se crea nueva fundación para mover el dinero a Panamá

En el año 2015 fue creada la Fundación para el Desarrollo Latinoamericano con el objetivo de transferir los 720 millones de dólares, ya que la jurisdicción de Barbados no resultó idónea para que se desarrollaran las “actividades optimas”; aunque el movimiento inició con 10 mil dólares, se dejó un espacio para sumar dinero y otros activos.

En este mismo año, la Universidad de las Américas Puebla (Udlap), que financiaba la fundación Jenkins, cambió su sede de Puebla a Guadalajara, Jalisco en completa secrecía. 

2016- Se protocolizó la certificación de la fundación en Panamá

El 8 de agosto quedó registrada una resolución del consejo de la Fundación para el Desarrollo Latinoamericano en la cual se informó que se creó en México una sociedad anónima, llamada FPDL S.A. a la cual se le hizo una aportación a su capital social por 79 millones de dólares.

El fin era que se pudiera repartir el patrimonio de la nueva fundación, cuando Guillermo Jenkins Anstead falleciera, este estaba distribuido entre su esposa y cuatro de sus hijos en partes iguales, Roberto, María Elodia, Margarita y Juan Carlos Jenkins de Landa. Se determinó que cada uno tenía derecho a recibir 120 mil dólares anuales, en este proyecto quedó excluido Guillermo Jenkins de Landa.

En el reglamento se estableció que, al morir los beneficiarios, los recursos se pasarían a partes iguales en los nietos e hijos. Entre los bienes se enlistaron inmuebles, vehículos, un helicóptero, obras de arte, acciones y cuentas bancarias. Guillermo Jenkins Anstead murió cuatro meses después de lo aprobado, es decir el 2 de diciembre.

VER: El patrimonio de la fundación Jenkins ya es herencia de nietos

En ese mismo año, Carlos Serna Rodríguez, abogado de Guillermo Jenkins Landa, denunció un supuesto donativo de 18.5 millones de pesos realizado por la Fundación Jenkins al gobierno de Moreno Valle para la construcción del MIB.

Por otro lado, indicó que la Junta para el Cuidado de Instituciones de Asistencia Privada en el estado de Puebla estaba atrasando la investigación del paradero de 288 millones 834 mil 356 dólares que salieron de la organización filantrópica en 2014, dicha junta era presidida por Gustavo Garmendia Domínguez, exconsejero electoral y personaje cercano a Moreno Valle.

Serna Rodríguez explicó a CENTRAL que hubo una “donación ilegal” durante el 2014 por el millonario monto que provocó que la Fundación Jenkins pase a tener en sus arcas— que originalmente contaban con más de 288 millones de dólares a únicamente— un total de 2 millones 830 mil 943 dólares, con lo que le es imposible mantener el apoyo a instituciones educativas y fundaciones culturales por mucho tiempo.

A su vez, el SAT tras diversas irregularidades detectadas determinó que la fundación de Udlap ya no podía recibir donativos deducibles de impuestos, esto se determinó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), donde se explicó que los estatutos de la organización no estaban adecuados a las disposiciones legales vigentes, relativas a la autorización para recibir donativos deducibles.

VER: A dos años del escándalo Jenkins, SAT prohíbe a la UDLAP recibir donativos para su fundación

2021- Giran orden de aprehensión contra los Jenkins por lavado de dinero

Hasta este 2021, un juez de control federal de Almoloya de Juárez, en el Estado de México, giró órdenes de aprehensión por el desfalco orquestado por la familia Jenkins, las detenciones fueron en contra de Roberto, María Elodia, Margarita y Juan Carlos Jenkins de Landa, Elodia Sofía de Landa Irizar de Jenkins y Juan Guillermo Eustace Jenkins.

PÁGINA NEGRA dio a conocer que se emitieron por el delito de lavado de dinero. Según la investigación de la Fiscalía General de la República, los antes mencionados lavaron 14 mil millones de pesos propiedad de la fundación de la Udlap.

En la investigación de la FGR se confirmó que el desfalco multimillonario se llevó a cabo mediante una donación simulada a favor de Fundación Bienestar de Filantropía, la institución controlada por la familia Jenkins de Landa.

VER: Giran órdenes de aprehensión en contra de los Jenkins por lavado de dinero

En este sentido, Elodia Sofía de Landa de Jenkins, una de las acusadas, dijo que todos los señalamientos eran falsos y fueron realizados por su hijo mayor, a quien llamó un “ser despreciable”.

Mediante un comunicado resaltó que su esposo Guillermo Jenkins Anstead, “engrandeció” la fundación creada por su padre y realizó innumerables contribuciones para la salud, educación y otros ámbitos no solo en Puebla, sino en todo el país, por lo que el patrimonio de la fundación está en buen resguardo y pelearán “hasta lo último para que siga su camino”.

 

En el mismo texto, la nuera de William O. Jenkins señaló que todas las acusaciones en contra de la familia son falsas y fueron creadas por su hijo mayor, Guillermo Jenkins de Landa, cuya ambición, dijo, lo ha llevado a ensuciar con mentiras el nombre de su padre.

Tras darse a conocer las órdenes de aprehensión, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta responsabilizó al exmandatario Rafael Moreno Valle de que el dinero de la Fundación Jenkins saliera del estado al extranjero. Dijo que tenía la responsabilidad de cuidar los recursos a través de la Junta para el Cuidado de Instituciones de Beneficencia.

Acusó que hubo hechos graves cometidos en el manejo de la fundación, ya que la mayoría de los recursos se enviaron a otros lugares y organizaciones.

Reveló que el gobierno del estado, a su cargo puso en marcha un litigio, en el cual se darán a conocer diversas irregularidades que se tendrán que resolver. Además, se buscará que el dinero regrese a Puebla.

VER: Responsabiliza Barbosa a RMV del desvío de recursos de Fundación Jenkins; hay un litigio

Los últimos hechos ocurridos, giraron en torno al desalojo de la Udlap, después de que se impuso a un nuevo patronato.