24 de Agosto del 2019

¿Qué sueldo debo asignarme al poner mi empresa?

Por Jorge Medina / /

Me gusta platicar con personas que son mayores que yo, digamos que entre unos nueve a quince años más grandes. Muchas de estas personas con las que platico se han dedicado a la administración pública o algunos otros a la vida corporativa; en estas charlas casi siempre se coincide en tres temas a: política, familia y negocios.

En estas reuniones de café, cuando abordamos el tema de negocios, siempre encuentro en ellos un común denominador, su intención por ser empresarios algún día con el fin de tener un mejor ingreso. Debido a esto siempre les hago la pregunta, pero, ¿cuánto tienes pensado asignarte de sueldo?

Muchos de mis compañeros de charla tienen contemplado este sueño, pero, desconocen los elementos básicos que conlleva esta aspiración y a su vez que te dirijan al nivel de sueldo deseado.

Bajo este propósito, a lo largo del guion de la tertulia, siempre enfatizo en dos elementos básicos que son puntos que deben considerar y combinar y que den como resultado el sueldo anhelado:

1.- Venta: Este elemento es uno de los que más cuesta trabajo generar, y es el que más contribuye a alcanzar el ingreso deseado. Es importante que al tomar la decisión de ser empresario se tenga considerado un padrón de clientes iniciales y que estos conserven lealtad y buenos hábitos de pago. Uno de los principales temas por los que claudica en nuevo empresario es la carencia de ventas o incumplimiento de pagos. Otro punto importante es que del monto de ventas deriva el monto de sueldo que se desea obtener, si no hay ventas, no hay sueldo.

2.- Capital requerido: El capital es sumamente importante para arrancar la empresa y conservar la venta, por eso es estratégico cuantificar este desde el principio. De forma innata, sin mucho análisis financiero, podría decir que el capital necesario para operar una empresa es lo equivalente al promedio de 2.5 meses de venta, esto considerando si tu empresa tiene un comportamiento estable de comercialización en todos los meses del año. El capital origina venta y propicia tu sueldo.

Si combinamos los dos elementos anteriores se puede determinar el Ingreso personal; el 99% de mis acompañantes de café piensan en ser empresarios para poder obtener un nivel de ingreso soñado; casi todos vinculan el hecho de ser empresarios con tener un mejor nivel de ingreso, esto está bien, pero en la realidad los flujos de efectivo topan a un máximo el sueldo del dueño de una empresa; podría decirles, nuevamente de forma innata, que un empresario aspira a lo más al 3% de las ventas totales del negocio como contribución a su sueldo.

No me gusta desmotivar a los prospectos a empresarios, pero si es importante que alguien les diga que elementos tienen que controlar para que pueda ser asertiva su decisión, y estos tres elementos, ventas, capital e ingreso persona, son fundamentales para ello.

Estas recomendaciones no son únicamente para mis amigos de cincuenta y más, también aplican para emprendedores de cualquier edad. Emprende y aprende contemplando en tus proyectos los niveles de venta esperados y el capital requerido para poder determinar el ingreso personal al que aspiras con tu idea de negocio.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ANTERIORES