24 de Agosto del 2019

Encuentra tu método de apalancamiento

Por Jorge Medina / /

Fue en el año 2000 cuando inicié mi primera experiencia de negocio, tuvieron que pasar 18 meses de operaciones para darme cuenta que la realidad de un emprendedor, al encontrar una idea de negocios exitosa, es identificar un mecanismo de apalancamiento replicable y sostenible para escalar su Startup.

El comienzo de la vida emprendedora está lleno de motivación y entusiasmo por lo que en algunas ocasiones podemos llegar a omitir algunos conceptos; cuando puse mi primera cafetería solo contemplé la inversión del negocio piloto, pero, en la trocha para la madurez del negocio, hubo otros conceptos financieros que tuve que contemplar, tales como: recurso para solventar el calentamiento del mercado, capital de trabajo, pérdidas en implementación e inversión para escalar el negocio.

Los primeros tres semestres fueron de calentamiento de mercado, y experimenté perdida recurrente y falta de flujo de efectivo, por lo que estuve a punto de tirar la toalla, pero, al mejorar algunos procesos de control y generar algo de mercadotecnia, a inicios del mes 19 encontré que en mi cuenta bancaria sobraba algo de dinero, era finalmente utilidad. Pero empezó mi siguiente pregunta, ¿la utilidad me alcanzará para replicar el modelo de negocio?.

Ahora, 19 años después, considero que el reto más importante de un emprendedor se enfrenta después de los primeros dos años de vida del nuevo negocio; este desafío es identificar el mecanismo de apalancamiento correcto para escalar el exitoso modelo comercial.

Hablemos de algunos mecanismos de apalancamiento:

1.- Capital orgánico: Este mecanismo de apalancamiento consiste en la obtención de capital proveniente de los márgenes de utilidad del negocio. Mi experiencia es que un negocio de reciente creación te puede dejar entre un 15 a un 20% de margen neto sobre tu capital invertido. Este mecanismo es muy lento si deseas escalar tu Start Up debido a que tendrías que esperar cinco años para replicar el negocio.

2.- Crédito bancario: El crédito bancario es una muy buena opción, pero por lo general te piden 2 años de antigüedad de la empresa para ser sujeto a crédito. Algunos bancos evalúan tu capacidad crediticia en base a flujos de efectivo y otros sobre saldos promedio; adicionalmente suelen pedir garantías prendarias como respaldo del préstamo. El problema con la banca es que presta poco y quiere todo a la segura.

3.- Emisión Accionaria (Equity): Es una de las formas más convenientes para hacer crecer tu negocio, pero tienes que hacer una correcta valuación de las acciones. De igual forma en esta opción tienes que estar dispuesto a ceder una cierta parte control y poder de la empresa ya que bajo este concepto estarías en disposición de aceptar socios. Hay muchos fondos “Venture Capital” que tienen mecanismos de inyección de capital a Start ups bajo un intercambio de Equity.

4.- Deuda: Puede ser un mecanismo funcional en el corto plazo para escalar de forma inmediata, pero va ligada al pago de una tasa de interés y sin compartir riesgo. Recomiendo firmar contratos de deuda con retorno a capital a un plazo de no más de cinco años, y mezclarlo con algún otro método de apalancamiento complementario.

5.- Crowdfunding: Hoy en día se han creado muchas plataformas FINTECH de financiamiento colectivo o crowdfunding. En estas plataformas se te permite colocar un cierto monto de capital objetivo y un tercero (crowdfunding) recolecta capital de varias personas bajo un esquema de deuda o equity. El crowdfunding se queda con una comisión por la obtención de capital.

Intención con acción, si ya tienen un modelo de negocio probado, da el siguiente paso y encuentra tu modelo de apalancamiento.

Comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

ANTERIORES