¡Comparte!

PETA Latino, por sus siglas en inglés para ‘People for the Ethical Treatment of Animals’, rindió homenaje póstumo a la modelo y activista Elena Larrea Zepeda Carranza.

Esto luego de su repentino fallecimiento ocurrido el pasado 20 de marzo, a los 35 años de edad. A consecuencia de trombosis pulmonar que le ocasionó un coágulo en el pulmón.

La joven activista era una incansable defensora de los derechos de los animales, específicamente de los equinos. Debido a que desde pequeña tuvo contacto con dichos ejemplares, por lo que decidió darles la libertad y el cuidado que merecen.

Gracias a ello logró rescatar del maltrato, el trabajo forzado y hasta el abuso sexual a más de 300 caballos y burros. Así como a una perrita en situación de calle a la que nombró “Altagracia”. La cual se convirtió en su ayudante para organizar a los equinos.

Por su noble labor y entereza, PETA Latino decidió rendir homenaje a Elena Larrea a través de una hoja en el monumento conmemorativo del “Árbol de la Vida”. Ubicado en Virginia, Estados Unidos.

Cabe mencionar que Elena Larrea tenía una relación estrecha con PETA Latino, pues desde 2011 promovía el estilo de vida vegano por lo que la llamaron “Chica Lechuga”.

PETA Latino rinde homenaje póstumo a Elena Larrea, la incluye en el “Árbol de la Vida”
Elena Larrea. Creditos: officialpetalatino

¿Quién era Elena Larrea?

Aunque desde niña acudió a clases de equitación, los caballos siempre llamaron su atención y en su juventud decidió abrir el santuario “Cuacolandia” en Atlixco, Puebla. Un lugar donde recibir y rehabilitar a los caballos víctimas de maltrato animal para darles una segunda oportunidad de vida.

Debido a la pandemia de Covid-19, Elena Larrea tuvo dificultades económicas para sustentar el santuario. Por ello, decidió abrir un perfil en OnlyFans, con lo que logró darle continuidad al lugar y seguir con su noble labor.

Elena Larrea era una mujer aguerrida que no recibía un no como respuesta. Por lo que era común verla plantarse ante los dueños irresponsables que maltrataban a los caballos.

Su labor no se limitó a exigir respeto por los equinos a la ciudadanía, sino también a las autoridades. Luego de rescatar a una yegua del maltrato y abuso sexual perpetrado por un sujeto en el municipio de Coronango en Puebla.

Gracias a su exigencia, en compañía del Movimiento Animalista de Puebla, logró que el congreso local aprobara la llamada Ley Elena. La cual sanciona la zoofilia con hasta 13 años de prisión y con más de 43 mil pesos.

Lamentablemente, Elena Larrea no logró ver su meta realizada, ya que los legisladores aprobaron la pena después de su muerte.

De igual forma, luego de su fallecimiento nació un burrito que Elena Larrea esperaba con ansías. Pues hasta le hizo un “burro shower” a la orgullosa madre de nombre “Lucha”, a quién también rescató del maltrato.

Homenajes en Puebla y CDMX

Gracias a su labor, carácter y esfuerzo, protectores de animales rindieron homenajes póstumos. Tanto en Puebla, donde se ubica su santuario, como en la Ciudad de México.

Ambos eventos ocurrieron en el zócalo, donde los asistentes se presentaron con ropa y velas blancas para darle el último adiós a la joven modelo que se ganó el amor de cientos de personas.

Luego de su muerte, su hermana Beatriz Larrea se hizo cargo de Cuacolandia, por lo que el legado de Elena Larrea seguirá. De hecho, hoy se realizó el primer rescate luego de la partida de la activista. Su equipo logró rescatar a Camila, una burrita.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja