¡Comparte!

El titular de la Secretaría de Salud estatal, José Antonio Martínez García exhibió la corrupción en torno a la remodelación del Hospital del Niño Poblano en el gobierno de Rafael Moreno Valle, pues dijo que se hizo un gran gasto en el “cascarón millonario” que se adquirió.

Durante la entrega de una unidad de hemodiálisis en este nosocomio, el secretario de Salud sentenció que exgobiernos realizaron un “cascarón millonario” con la compra de equipo sin que fuera compatible a las necesidades y requerimientos del hospital.

Antonio Martínez sentenció que administraciones pasadas realizaron un “cascarón millonario”.

Durante su discurso, Martínez García señaló que hubo “una historia de corrupción y terror” que se vivió en el Hospital del Niño Poblano. Luego de que una administración ejecutó un gasto millonario en maquinaria que no era compatible con los servicios del nosocomio, como la unidad de ósmosis inversa y las líneas de transferencia.

Mercenarios de la Salud, que tanto daño le han hecho a este queridísimo hospital, realizaron una inversión millonaria para tener una unidad de hemodiálisis, comprando máquinas a sobrecosto. Pusieron un equipo de ósmosis inversa carísimo y resultó que no eran compatibles las máquinas y la ósmosis inversa con los equipos que adquirieron y las líneas de transferencia, por lo que se quedó en un cascarón millonario”.

Sin precisar el nombre del ex mandatario, es de recordar que la administración de Rafael Moreno Valle en 2014 invirtió en mobiliario para este nosocomio.

Sobre ello, el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa respondió que desconocía del tema. Por lo que se abrirá una investigación al respecto.

Aperturan dos unidades de hemodiálisis en Puebla

Por otro lado, el estado de Puebla cuenta con dos nuevas unidades de hemodiálisis y diálisis que atenderán a niños y adultos.

Una está ubicada en el Hospital del Niño Poblano y otra en el Hospital General del Norte, sin embargo, no serán las únicas. Como adelantó CENTRAL habrá otras seis unidades de hemodiálisis en Huauchingo, Tehuacán y en el del Sur.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Martínez García destacó que en todo el estado hay siete mil 500 pacientes de todas las edades diagnosticados con problemas renales. De estos, mil 400 requieren de terapia sustitutiva, en tanto que 10 por ciento son menores de 17 años.

En consecuencia de ello, los pacientes renales gastan anualmente 180 mil pesos en promedio para su atención médica, lo cual “es catastrófico para familias que viven al día, gastan ahorros y pierden su patrimonio”.

Te puede interesar: