¡Comparte!

El PRI y PAN exigieron a la Auditoría Superior del Estado (ASE) llegar hasta las últimas consecuencias para fincar responsabilidades por las irregularidades que Claudia Rivera Vivanco presuntamente cometió como presidenta municipal de Puebla, por 779 millones de pesos.

CENTRAL informó el pasado martes que la ASE encontró este posible daño patrimonial sobre el ejercicio 2019, de contratos que la morenista no aclaró pese a que la Auditoría solicitó dicha información. Destaca un monto de 64 millones para el servicio de barrido.

En entrevistas distintas, el dirigente estatal del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Néstor Camarillo Medina, resaltó que dicha instancia debe determinar si existió algún posible desfalco o si las irregularidades se deben a fallos administrativos.

En ese sentido, indicó que el PRI mantiene la misma postura de exigir la rendición de cuentas de los ediles salientes, como han hecho en el caso de Chignahuapan, donde el panista Javier Tirado Saavedra dejó un posible quebranto de 200 millones de pesos.

Del gobierno de Claudia Rivera ya nada me sorprendería. Siempre nuestro respeto a las instituciones, nuestro voto de confianza a la Auditoría Superior del Estado, que se llegue a donde se tenga que llegar”, manifestó Néstor Camarillo.

En cambio, el coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso, Eduardo Alcántara Montiel, indicó que las irregularidades de Claudia Rivera deben investigarse, toda vez que deben agotarse las etapas del procedimiento.

Explicó que primero habrá un pleito de observaciones por parte de la Auditoría, antes de seguir con el procedimiento de determinación de responsabilidades. Destacó que pese a existir la presunción de inocencia, “queda claro que hay un desorden administrativo”.

Es preocupante que un monto de casi el 12% del total del presupuesto ejercido (…) se haya malgastado, se haya mal utilizado. Lo único que queda claro, es que Morena, en su paso por el gobierno municipal, nunca estuvo donde estuvo parado”.

Las irregularidades de Claudia Rivera

En su informe de fiscalización del ejercicio fiscal 2019, la ASE documentó que la administración de Claudia Rivera no aclaró el uso de 779 millones 827 mil pesos. Los egresos del Ayuntamiento de Puebla en dicho año alcanzaron los 4 mil 644 millones 572 mil pesos, de los cuales, solo sólo se auditaron 911 millones 573 mil, equivalentes a casi el 20% del total ejercido.

Entre las observaciones, destaca un probable daño patrimonial de 64 millones 976 mil pesos por el contrato con la empresa Atelier Geometrique S.A. de C.V. para el servicio de barrido, así como la remoción de grafiti y chicle.

Las dudas sobre los 779 millones quedaron sin resolverse en este informe, pese a que la Auditoría hizo 131 solicitudes de aclaración durante el proceso y 10 pliegos de observaciones, las cuales, no todas fueron aclaradas.

Etiquetas: