¡Comparte!

Legislaturas pasan y el Congreso de Puebla aún tiene una deuda con las mujeres para legalizar la interrupción del embarazo. Ni la llamada Cuarta Transformación ha logrado cumplir esta exigencia, a pesar de mostrarse como una corriente “feminista”.

En el marco del 28S, Día de Acción Global por el Aborto Legal, Seguro y Accesible, se convocó por parte de las colectivas poblanas una manifestación que partirá desde Plaza Dorada. Esto para exigir a las autoridades garantizar un derecho que ha sido minimizado por muchos.

La línea ha sido clara desde el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, pues la despenalización del aborto no es una prioridad para su gobierno. Así lo dejó entrever desde el 8 de marzo del 2019, cuando dijo que primero había que limpiar la corrupción.

Primero logremos limpiar de corrupción al régimen, que es lo que más ha dañado, y una vez logrado eso vamos viendo, entre todos, otros asuntos, porque hay muchos temas importantes”.

A cuatro años de esta declaración, las cosas continúan igual, al menos en la entidad poblana. Donde el Congreso de Puebla mantiene en la “congeladora” las iniciativas que se han presentado para despenalizar la interrupción del embarazo.

Sobre el tema, el presidente del Poder Legislativo en el estado, Eduardo Castillo reiteró que se han conducido con respeto. Reiteró que es un tema que debe ser analizado para lograr consensos.

No hay deuda, al contrario, hay respeto, este Congreso ha sido pionero a nivel nacional de leyes para fortalecer la procuración de justicia de las mujeres”.

Aunque el morenista consideró que el estado es “pionero”, 12 entidades más ya han resuelto despenalizar el aborto para garantizar este derecho.

A pesar de la recomendación de la Suprema Corte de Justicia (SCJN) para que los estados dejen de criminalizar a las mujeres que, por su propia voluntad, deciden interrumpir su embarazo.

Sin embargo, pareciera que Morena no quiere asumir el costo político que llevaría tomar esta decisión, sobre todo con el proceso electoral 2024 en puerta.

Las iniciativas que permanecen en la congeladora

Rocío García Olmedo, Estefanía Rodríguez, Mónica Silva y Carlos Evangelista, son los últimos diputados que han presentado iniciativas en el Congreso de Puebla para despenalizar la interrupción del embarazo.

Su visión va más allá de solo quitar la sanción penal, pues piden que el gobierno garantice un servicio de forma integral.

La diputada del Partido del Trabajo, Mónica Silva es la última legisladora en presentar una iniciativa a favor del aborto legal, seguro y accesible. Esto, después de que sus compañeros le hicieron vacío en el Pleno, lo que retrasó su presentación una semana.

No obstante, el 29 de junio tomó la Tribuna y con énfasis urgió la necesidad de legislarlo.

No verlo es cegarnos de la historia de violencia que sigue trastocando los derechos de las mujeres y que nos tiene ante un problema estructural de violencia que no se ha podido erradicar”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La modificación al Código Penal plantea que el aborto sea legal dentro de las primeras 14 semanas del embarazo. Al pasar esta fecha, la sanción será de 15 días a dos meses de trabajo comunitario.

Mientras tanto, se contempla incluir del término de Interrupción Legal del Embarazo en la Ley de Salud. Con esto, se pretende garantizar la atención de las mujeres embarazadas que soliciten un aborto, mismo que será de forma gratuita y expedita.

De ser avalado por los diputados, el gobierno del estado estará obligado a dotar de recursos para que en los hospitales se garantice la interrupción del embarazo en los 217 municipio de Puebla.

Te puede interesar:

BonoBus BUAP