¡Comparte!

Luego de que le robaran un espejo lateral a su auto en una calle con parquímetro en el Centro Histórico, el poblano afectado recurrió a buscar en la avenida 46 poniente —conocida por la venta de autopartes robadas—, y encontró su misma pieza.

Daniel, un joven poblano contó su experiencia a CENTRAL. Mencionó que el pasado viernes 15 de julio alrededor de las 18:30 horas asistió a la Feria del Carmen en el Centro Histórico, por lo que decidió dejar su auto en la calle 17 oriente, frente a la Universidad UDAL. 

Al ser esa una calle donde aplica el sistema de parquímetros, decidió ocupar un cajón, registrar su auto y pagar en un negocio establecido como punto de cobro, pues la aplicación Parkimovil no le funcionó en su celular.

Luego de su estancia en el Centro Histórico, regresó por su auto y se percató que no contaba con el espejo lateral izquierdo. Además, su caso no era el único, pues había dos autos más junto a él, en la misma situación.

Seguro de parkimovil no cubre robo de autopartes

Al percatarse del robo de su espejo, decidió contactar a Parkimovil, pero no obtuvo ninguna respuesta favorable. Fue hasta el sábado 16 de julio que la empresa de parquímetros respondió y resaltó que su seguro no cubre robo de autopartes.

Jamás contestaron en Parkimovil para el seguro, hasta el sábado me contestaron y me dijeron que no procedía y si quería una aclaración me pedían muchísimos documentos”, dijo Daniel.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La 46 poniente, el centro de las autopartes robadas

El día sábado 16 de julio, un conocido le mencionó a Daniel que un amigo se dedicaba a vender autopartes de los deshuesaderos de Puebla en la conocida 46 poniente, por lo que le podría conseguir su espejo de acuerdo al modelo del auto en mil 700 pesos.

Sin embargo, este amigo obtuvo la pieza con uno de sus colegas vendedores. Al mostrárselo al joven, se percató que tenía el mismo espejo robado en la zona de parquímetros, debido a algunas características particulares como manchas, la cual tuvo que comprar en 500 pesos.

Le marqué a alguien que vende, pero no comprando a los rateros si no en los deshuesaderos y sí me lo conseguían me lo dejaban en mil 700, el sábado en la tarde me llama y me dijo que ya tenía mi pieza y era la misma, me lo dejaron en 500, hasta con las mismas gotas de lluvia”.

Lamentó que los parquímetros no cubran el robo de autopartes. Además de que las autoridades estatales y municipales no se percaten o escondan lo que pasa en la 46 poniente y el centro de las autopartes robadas.

Si nosotros con una llamada localizamos el mismo espejo, que los gobiernos no sepan cómo operan en la 46, se me hace imposible”.

Te puede interesar: