¡Comparte!

En una persecución policiaca, un presunto asalta bancos perdió la vida y un agente de los Servicios Especiales resultó con lesiones por un arma de fuego. El enfrentamiento ocurrió en la ciudad de Puebla.

La mañana del 20 de marzo de 1980, elementos de los Servicios Especiales observaron a cinco sujetos sospechosos que abordo de un auto Javelin, con placas de la Ciudad de México, transitaban cerca del banco Bancomer de la avenida 14 Oriente, entre las calles 28 y 30 Norte.

Cuando la patrulla estuvo enfrente del vehículo sospechoso, los pasajeros agredieron a los policías con sus armas de fuego e intentaron huir rumbo a los Fuertes de Loreto y Guadalupe. Por el ataque, un policía recibió un disparo en una pierna.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La persecución policiaca

En el número 3020 de la calle 10 Norte, los sujetos bajaron del automóvil y dispararon a los agentes de los Servicios Especiales.

Con un rifle M-1, un policía logró repeler la agresión y lesionó a un atacante en el tórax y en una pierna.

El vehículo en donde viajaban los agresores recibió 15 impactos de arma de fuego que destruyeron el parabrisas, el medallón, una lámina lateral y poncharon las llantas del lado derecho.

El vehículo en el que encontraron al ladrón muerto era un Javelin con placas de la Ciudad de México.
El vehículo en donde viajaban los presuntos asalta bancos recibió 15 impactos de un rifle calibre M-1. Los disparos destrozaron el parabrisas, el medallón y poncharon las llantas del lado derecho. Creditos: Especial/El Sol de Puebla

Cadáver

Después de atacar a los agentes de los Servicios Especiales, los sujetos volvieron a abordar el vehículo y lo abandonaron enfrente de un terreno baldío de la avenida Lanceros de Oaxaca de la colonia Lomas de Loreto.

En el interior del coche, los policías encontraron el cuerpo sin vida del sujeto que hirieron en el tórax y en una de sus piernas. El cadáver también tenía dos disparos en la cabeza.

Las otras lesiones que recibió el presunto ladrón fueron por dos municiones calibre nueve milímetros. Una bala le ingresó por atrás del oído derecho y le salió por la sien izquierda. El segundo impacto le causó una herida en el hueso frontal del cráneo.

Uno de los impactos de bala le causó al ladrón una herida en el hueso frontal del cráneo.
En el interior de un vehículo Javelin, el agente del Ministerio Público encontró el cadáver del presunto delincuente con dos impactos de arma de fuego en el cabeza. Creditos: Especial/El Sol de Puebla

Asalta bancos

Al realizar las diligencias del levantamiento del cadáver, el agente del Ministerio Público, Guillermo Esquivel Torres, encontró, en la ropa del sujeto, un par de monedas y cigarros de marihuana.

Abajo del asiento trasero, el agente ministerial halló seis pasamontañas y unas bolsas de mezclilla color azul.

El cuerpo sin vida lo trasladaron a la sala de necropsia de la Cruz Verde, lugar en donde, el policía del Banco Mexicano Somex, Félix Salazar Becerra, identificó el cadáver del sujeto que, 14 días antes, con una media en el rostro lo amagó para que, junto con dos cómplices, robaran 2.5 millones de pesos de la oficina financiera.

Con información del periódico El Sol de Puebla. Fondo: Hemeroteca Pública “Juan Nepomuceno Troncoso”, perteneciente a la Secretaria de Cultura del Estado.

BonoBus BUAP