El Caso Esperanza, la Caja de Pandora del robo de carga en Puebla

¿Quién lo diría?

El robo de carga, uno de los mayores malestares de la seguridad en las carreteras de Puebla, también lo operaban agentes de la Policía Estatal.

El martes 11 de octubre del 2022 parece que vivimos un deja vú.

Así como el 14 de julio del 2015 fueron detenidos policías estatales operando a favor de huachicoleros y apoyando la carga de combustible robado en Tepeaca, ahora tuvimos a agentes igual de la Secretaría de Seguridad Pública Estatal cargando las bateas de sus patrullas con cajas de levadura robada al transporte de carga en Esperanza.

Parece que la madeja no tendrá fin. La Investigación que lleva ya la Fiscalía General de la República por los hechos de Esperanza en los que los propios vecinos acusaron y retuvieron a los policías acusados del saqueo de un tráiler está llegando a otros niveles.

Cuando se dio la detención de 9 agentes de Veracruz y Puebla pudieron escapar por lo menos 5 patrullas. Tres unidades de Puebla y dos de Veracruz.

El Caso Esperanza, la Caja de Pandora del robo de carga en Puebla
Policía estatal detenido por elementos de la GN Creditos: Especial

La red de policías corruptos es grande y llega incluso al Centro de Coordinación Regional de Esperanza y al área de Despliegue Territorial en Puebla.

Así que Miguel Ángel Alderete Téllez, director de Despliegue Territorial de la Secretaría de Seguridad Pública, va tener que dar explicaciones sobre qué pasó en Esperanza y hasta dónde estaba enterado.

Y, por cierto, las explicaciones tendrán que ser ante autoridades federales. Así, exactamente como ocurrió con Marco Antonio Estrada, el hoy ex director de Policía Estatal acusado por robo de hidrocarburo en tiempos de Facundo Rosas Rosas y Rafael Moreno Valle.

Hay una línea de investigación fuerte y certera que señala para varios lados.

A los agentes de la Policía Estatal de Puebla y Veracruz los mandaba el famosísimo “Caballo”.

Este nuevo líder de la delincuencia fue dado de baja de las filas de la Policía Estatal y al parecer estaba ya coordinado gracias a sus conexiones en la SSP con los encargados de la región para poder robar a sus anchas.

Un año o más llevaba operando de manera impune. Justo el año en el que el robo de carga comenzó a complicarse.

La línea de investigación federal no solamente va para las autoridades de la SSP.

Va también para los principales beneficiarios del robo de carga…

Sí porque, ¿qué iban a hacer los uniformados con cajas y cajas y más cajas de levadura?

¿Ellos iban a hacer todo el pan de muerto de la temporada que se avecina?

No, más bien, esas cajas de levadura iban a parar a manos de algún empresario poblano que ya tenía apalabrada la carga robada. Ah, ¿verdad?

Pero esa es otra historia y merece ser contada en otro momento.

Mientras tanto esperemos a ver cuáles serán las consecuencias que vengan dentro de la Secretaría de Seguridad Pública.

¿Qué acciones tomará Daniel Iván Cruz Luna con sus muchachos para resolver el tema en uno o dos días?

De entrada trae una cara de “trágame tierra”.

Anda peor que pepita en comal.

Porque desde que tuvo las noticias de la detención de los uniformados tuvo la orden del gobernador Miguel Barbosa de destruirlos y abandonarlos a su suerte para que la FGR hiciera lo propio.

La instrucción fue esa, cero protección y una investigación propia y muy profunda al interior de la SSP.

Caiga quien caiga.

Ya veremos cuál investigación se pone mejor, la FGR o la de Daniel Iván Cruz Luna en SSP.

Mientras tanto, la Caja de Pandora del robo de carga en las carreteras de Puebla se ha abierto.

Cuenta hasta 10

Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...