¡Comparte!

El bajo nivel de agua por la falta de lluvias y la sequía en la Presa de Valsequillo “Manuel Ávila Camacho” ,  derivaría en pérdidas económicas de hasta mil millones de pesos en 2023 y 2024, al ser una fuente importante de abastecimiento para el riego de maíz, alfalfa, calabaza y frijol.

El diputado federal de Morena, Alejandro Carvajal Hidalgo, explicó que el principal riesgo no es por el consumo de agua potable, pues el Distrito de Riego 30 de Valsequillo solo se enfoca en la distribución de agua de riego.

Según indicó, son abastecidas 34 mil hectáreas de manera anual para el cultivo de maíz, frijol, alfalfa y calabaza, que representan un monto de 940 millones de pesos en ganancia para campesinos y distribuidores.

Señaló que los bajos niveles de riesgo disminuirían los cuatro riegos que se hacen anualmente a los municipios que integran las hectáreas, que son Atoyatempan, Tepeaca, Tlacotepec, Tecali de Herrera, Hueyotlipan, Tlanepantla, Tecamachalco, Tepeyahualco, Tlacotepec, Xochitlán, Tepanco, Molcaxac y Miahuatlán.

Quiere decir que el próximo ciclo agrícola, a lo mucho, habrá uno o dos riegos de emergencia, lo que permitirá nada más regar cerca de 15 mil 0 20 mil hectáreas, es decir, la mitad de lo que está siendo regado ahora”, explicó Alejandro Carvajal, sustentando esto en una investigación que hizo con activistas, con datos de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader).

Precisó que la actual sequía en la Presa de Valsequillo generará un impacto económico superior a los 500 millones de pesos durante este año y en 2023, lo que equivale a una pérdida de mil millones de pesos por ambos periodos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Necesario, plan de reforestación y captación de lluvia

Si bien el morenista destacó que este problema no es culpa del gobernador Miguel Barbosa Huerta, precisó que los tres niveles de gobierno y la iniciativa privada deben generar un plan urgente de reforestación en Puebla, así como elaborar un sistema de captación de lluvia en la presa y en los mantos acuíferos de la entidad. También, aseguró que buscará etiquetar recursos desde el Congreso de la Unión.

A finales de julio, comenzó a documentarse que la Presa de Valsequillo tiene bajos los niveles de agua. El gobernador Miguel Barbosa Huerta destacó que esto no se equipara a los niveles de sequía de otras entidades al norte del país, por no ser agua para consumo humano.

Mencionó que los niveles de la presa podrían recuperarse en un mes aproximadamente, cuando llegue el fenómeno meteorológico de la canícula a Puebla.

Te puede interesar: