¡Comparte!

Debido a que se tiene una situación deficiente en los panteones de juntas auxiliares de Puebla, el ayuntamiento priorizará la construcción de éstos con la modificación de recursos.

El alcalde, Eduardo Rivera Pérez afirmó que se ha dado prioridad a obras en juntas auxiliares de la capital, debido a que ha sido solicitado por los presidentes de cada demarcación.

En este sentido, la ocupación de los panteones de las juntas auxiliares ya es deficitaria, por lo que se modificarán los recursos para priorizar obras como la construcción de panteones y el equipamiento de pozos de agua.

Algunas juntas auxiliares donde se priorizarán estas obras son: San Francisco Totimehuacan, San Baltazar Tetela y San Sebastián de Aparicio.

En los panteones tenemos una situación deficitaria de espacios en nuestras juntas auxiliares, hemos platicado con los presidentes y marcaron unas prioridades de obras que se están realizando y no descartamos que se pueda hacer una modificación de recursos para hacer un intercambio de fondo para resolver esta petición”.

Asimismo, en entrevista Rivera Pérez precisó que el Panteón Municipal de Puebla no tendrá una modificación en su espacio, aunque ya tenga pocos lugares para inhumación, debido a que se tiene como segunda opción la cremación.

Los panteones de dos juntas auxiliares de Puebla han sido reportados con saturación en sus tumbas. Uno de ellos es el de San Jerónimo Caleras y el otro el de San Pablo Xochimehuacan.

En el caso de San Pablo Xochimehuacan, en abril se precisó que se invertirá en obras primordiales como la construcción de un parque y un panteón, las cuales serán parte de la reconstrucción que se lleva a cabo luego de la explosión de una toma clandestina.

Pandemia por covid-19 saturó los panteones en Puebla

En Puebla, hay 32 panteones ubicados en las distintas juntas auxiliares del municipio de Puebla. De éstos, 11 ya no tienen fosas disponibles, y 21 de ellos poseen aún espacios libres hasta un 82%.

La saturación de los panteones se produjo a causa de la pandemia provocada por el virus de la covid-19, pues los impactos acumulativos fueron ascendentes y no previstos por las autoridades del municipio de Puebla.