¡Comparte!

Los carteristas han aumentado su presencia en las unidades de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) en Puebla. Y ahora, este medio de transporte se ha vuelto también inseguro para los poblanos que lo usan diariamente.

En entrevista con CENTRAL, algunos de los afectados, así como operadores de las unidades troncales y alimentadoras, han declarado cómo es el modo operandi de los ladrones para robar las pertenencias de los pasajeros.

Los carteristas abordan las unidades del RUTA en la Ciudad de Puebla con el objetivo de sacar de los bolsos, chamarras o pantalones, los monederos, carteras o teléfonos celulares. Esto sucede sin que las víctimas sientan movimiento, sensación o algo similar hasta que se dan cuenta minutos más tarde.

Los delincuentes abordan las unidades troncales y alimentadoras de la RUTA en horas pico. Durante las mañanas de 7 a 9 horas y por la noche de 6 a 10 horas cuando más llenas van las unidades.

Estos hechos delictivos se han presentado en los servicios con mayor demanda, como la red troncal 1 y 3, así como las alimentadoras 6 y 6a.

No obstante, los carteristas abordan las unidades como cualquier otro pasajero. Utilizan la tarjeta prepago del sistema para acceder por los torniquetes y esperan abordar la unidad troncal.

Lo mismo sucede en el caso de las alimentadoras. Sin embargo, aquí podría haber una discrepancia debido a que los conductores no mantienen el sistema de torniquetes activo. Por ello, los pasajeros sin tarjeta acceden con efectivo por debajo del torniquete o por la parte de atrás.

También, en el caso de las líneas troncales, algunas personas del personal de seguridad prestan su tarjeta para que usuarios puedan acceder con el pretexto de que solo llevan efectivo.

Las denuncias de los pasajeros de la RUTA

El pasado 3 de enero, un joven fue víctima de los carteristas en la alimentadora A6 de la RUTA en Puebla. Comentó para CENTRAL que durante la mañana, abordó la unidad y al ser hora pico iba en su máxima capacidad, por lo que no encontró lugar.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

A la altura del Boulevard Norte, al solicitar la parada, se amontonaron un par de personas que buscaban bajar, por lo que al moverse a un asiento de manera inmediata buscó su celular y ya no estaba. Al mismo tiempo solicitó la parada para bajar y buscar a los delincuentes, pero al hacerlo ya no los encontró.

De igual forma sucedió con un joven en la línea 3 del RUTA. Al abordar la unidad se percató que iba media llena, pero en el trayecto comenzó a subir más gente.

De un momento a otro, la unidad quedó totalmente llena y en un segundo, cuando buscó su celular que estaba en su bolso delantero del pantalón, ya no lo tenía.

Los dos casos fueron sin violencia, por lo que al acudir con las autoridades policiales, éstas argumentaron que no podía proceder una denuncia.

A lo anterior, las dependencias encargadas del sistema RUTA no han optado por mejorar la seguridad o implementar protocolos mayores ante estas situaciones cotidianas.

Te puede interesar: