¡Comparte!

El coordinador de Hábitat y Sustentabilidad de la Universidad Iberoamericana Puebla (Ibero Puebla), Francisco Valverde señaló que el gobierno del estado tiene que ser más estricto en la expedición de licencias de conducir para los operadores de transporte público, pues actualmente cualquier persona puede obtener un permiso sin tener la capacitación adecuada. 

Tiene que haber algunos exámenes teóricos, por ejemplo, conocer la señalética de la ciudad, las actitudes de cortesía que existen frente a la multiplicidad de actores del espacio público, teniendo en cuenta que, por ejemplo, el más desprotegido es el peatón y que compartimos el espacio con transporte púbico, de carga, particular, motocicletas y ciclistas”, declaró el profesor de la Ibero. 

En entrevista con CENTRAL, el académico de la Ibero Puebla atribuyó los accidentes viales por imprudencia de los choferes de las rutas, al hecho de que cualquier puede manejar un microbus y también a que no cuentan con derechos laborales, y como están al margen de la ley, tienen que ver la forma de obtener más ingresos. 

El investigador de la Universidad Iberoamericana explicó que el servicio del transporte público lo brindan choferes que ponen en riesgo la integridad de los usuarios. El profesor de la Ibero indicó que deben de existir filtros más rigurosos para que una persona pueda conseguir una licencia de conducir y manejar una unidad de transporte público.

El modo en que se otorgan las licencias de conducir, es absolutamente irresponsable, prácticamente con una identificación y un comprobante de domicilio, pagando una cuota y pasando un examen absolutamente sencillo, le otorgan a cualquier persona una licencia para conducir un transporte público”, detalló Francisco Valverde. 

De acuerdo con Francisco Valverde, para mejorar el servicio se necesita cambiar a un sistema que ofrezca a los conductores beneficios como el seguro social. Así como créditos para una vivienda. 

El nuevo esquema también debe incluir un sueldo mínimo porque, a cambio de una cuota diaria, los choferes manejan un autobús sin contar con un respaldo social o jurídico. 

En relación a la medida de cancelar concesiones para evitar los percances viales que ocasionan los conductores, el académico declaró que esa acción no ofrece una solución a fondo a la vulnerabilidad y riesgo que viven a diario los usuarios del trasporte público. 

No van al problema estructural, van a la superficie, no van al fondo, a los concesionarios del transporte público si en un periodo de tiempo, un año, seis meses, no estructuran sus empresas se van eliminando sus concesiones y vamos dando concesiones a alguien que sí tenga la capacidad de organizar una empresa que garantice el ingreso de sus colaboradores, que tenga un esquema en donde haya garaje, talleres mecánicos de mantenimiento, capacitación a sus conductores, etc.” 

Cambio de modelo

En Puebla los usuarios del transporte público cuentan con un servicio Hombre-Camión en donde el concesionario ofrece su unidad para que un conductor la maneje y, por el servicio, le entregué una cuota.  

El sistema no ofrece un sueldo base al chofer ni prestaciones laborales. Ante esta situación, el conductor debe de manejar a exceso de velocidad para reunir el monto que le exige su jefe y, al mismo tiempo, obtener dinero para su sustento. 

Esta situación, ocasiona incidentes viales como el que ocurrió el pasado 29 de julio en la ciudad de Puebla. En el percance, una niña de 3 años de edad perdió la vida al igual que su papá y 12 resultaron con lesiones cuando una unidad de la ruta Azteca envistió a un vehículo particular.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

De acuerdo al investigador de la Ibero, los concesionarios deberían presentar a las autoridades un proyecto que incluya a mecánicos que les den mantenimiento a las unidades, las empresas deben de tener un estacionamiento para aparcar los vehículos y así no obstruyan la vía pública. 

Una vez que se constituye la empresa, entonces sí es candidato a obtener una concesión y no lo que tenemos. Lo que tenemos es una vergüenza porque pone riesgo la vida de las personas”, declaró el investigador de la Ibero. 

Para el académico, el cambio al modelo de concesiones del transporte público no debería representar un gran problema porque, por ejemplo, en la Ciudad de México existe el sistema de Metrobús o LA Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA) en la ciudad de Puebla. 

En la Ciudad de México se invitó a los concesionarios a subirse al proyecto de este transporte de superficie. Yo no digo que no tenga que haber utilidades en este tipo servicios, pero tampoco a costa de la vida de los usuarios”, explicó Francisco Valverde.

Licencias de conducir 

Al cambio al modelo de concesiones del transporte público debe de sumarse una campaña de educación vial para crear un cambio cultural. En este proceso instructivo, los conductores aprenderían que las calles son espacios de convivencia. 

De acuerdo con Francisco Valverde, la instalación de cinemómetros en la ciudad de Puebla,  para evitar que percances viales por exceso de velocidad, es una medida que no tendrá futuro porque los automovilistas piensan que las calles están hechas para los vehículos.

Te puede interesar: