28 de Febrero del 2021
Contagios
71,468
Muertos
9,365

Negocios inesperados – Frío, angustia y esperanza

Por Cesar Rios Hernández / /
Negocios inesperados – Frío, angustia y esperanza
Fotos: Central
inte ElefanteBlanco

A una semana de la crisis por “el apagón”, nuestro país aún resiente los estragos ocasionados por el corte de energía eléctrica (provocado por el corte de gas natural en Estados Unidos), en combinación con un vórtice polar que impacto al norte del país, siendo así, la “tormenta perfecta” de circunstancias; mismas que sacaron a relucir lo peor y mejor de nuestra sociedad.

En los noticieros y redes sociales aún se debaten las “otras causas” de este evento tan desafortunado, que parece una mezcla de egoísmo, avaricia y oportunismo de algunos políticos y líderes empresariales de ambos países.

Las ciudades del norte del país fueron las más afectadas por este “evento”, que impacto en el ciudadano común, pero que también afecto a los sectores comerciales e industriales de estas regiones.

Mientras que algunos negocios reportaron grandes pérdidas, otros reportaron ganancias… y aunque parezca increíble, algunos sectores se beneficiaron de la tragedia sin haberlo planeado (inesperado). Claro, no faltó también el comerciante abusivo que hizo “su agosto” en febrero.

A continuación, los ejemplos descritos en forma más clara:

El Diálogo de hoy: – ciudadanos, comerciantes y empresarios / Ciudad Juárez, Chihuahua –

14 de febrero – vendedores en la calle

V1.- ¿Ya te vas? Apenas son las 2:00 pm, espérate un poco más de tiempo.

V2.- No tiene caso, el frío y la nieve “quemaron” mis flores. Aunque las protegí, el frío extremo ya las dañó y la gente no está saliendo a la calle. Fue pérdida total. Me voy a casa, pero primero pasaré a una ferretería, me enteré de que las tuberías de muchas casas han reventado por el frío. Y la mía, seguro, ya está a punto de reventar.

14 de febrero, 4:00 pm – llamada telefónica, recepción de un hotel

R1.- Buenas tardes, quiero hacer una reservación urgente por tres noches en habitación doble.

R2.- Señor, sólo nos queda disponible una habitación sencilla. El hotel ya está a su máxima capacidad.

R1.- Acepto, ¡no importa! Ya hablé a otros hoteles y ya no queda nada disponible. Mi casa tiene la tubería congelada y mañana lunes el clima será peor. La tomo. Llegaré en una hora con toda mi familia.

14 de febrero, 6:00 pm – policías patrullando en la calle

P1.- Detén la patrulla, compañero, ahí va otro indigente.

P2.- Suba a la patrulla señor, lo llevaremos a un refugio. Mañana lunes estará peor, se nos ha ordenado llevar gente que…

Indigente.- ¡Suéltenme! No me pueden obligar a ir a ese lugar. Y si me llevan, saldré inmediatamente, anoche dormí en “mi refugio” y sigo vivo. No le tengo miedo al frío.

P1.- Mañana estará peor, ¡suba ya por favor! El municipio ha adquirido muchos camastros, cobertores y comida para el refugio.

Indigente.- No subiré… Ya váyanse.

15 de febrero, a mediodía

P1.- Compañero, tenemos que ir al banco del centro.

P2.- ¿Por robo?

P1.- No, nos acaban de reportar que encontraron un indigente muerto por frío en la caseta de un cajero automático.

15 de febrero, 7:45 am – en un hogar

E1.- Cariño, no puede ser, el mini Split esta apagado… se “fue la luz”. El cuarto a está a 12 grados centígrados, no salgas del cuarto, iré por el niño. Además, el baño está a 4° C, ¡no lo puedo creer! Entonces, el pronóstico del clima fue acertado, afuera está a -12° C con sensación de -14° C.

E2.- ¡Oh no! Ahora tampoco tenemos agua. Las tuberías se congelaron y pueden reventar. Además, me acaba de llegar un mensaje de una amiga; la gente está haciendo compras de pánico por agua y alimentos enlatados en los centros comerciales y “tienditas”.

E1.- Sólo tenemos los calefactores de gas (butano), préndelos al máximo. Pediré una pipa de gas y llenare el tanque estacionario. Seguramente llegarán tarde o mañana martes, sin duda están con muchos pedidos urgentes por delante. Dios proveerá.

15 de febrero, 9:00 am – en una empresa maquiladora

G1.- Licenciado, debido al frío intenso, sólo llego la mitad del personal y, como sabe, ya tenemos más de dos horas sin energía. Estamos perdiendo muchísimo dinero, por tener detenida la producción.

G2.- Lo sé, me acabo de enterar de que este evento fue en muchos estados del norte, y aunque llegue “la luz”, sin gas, nuestra gente no podrá trabajar. Dile a la gente que regrese a sus hogares y si mañana martes ya hay energía, que se presenten a laborar.

G1.- Pero sin gas tampoco podrán trabajar, el frío aquí en las instalaciones esta casi igual que en el exterior.

G2.- En cuanto llegue la energía, pídele al departamento de compras, que adquiera urgentemente calefactores eléctricos de alta potencia y gran alcance. Sé que es mucho dinero, pero perderemos más dinero si la producción sigue detenida. Cuidaremos a nuestra gente, pase lo que pase.

NOTA: Estos diálogos son adaptaciones de hechos reales, recabados por testimonios y noticias publicadas en esos días.

ANTERIORES

Premio Puebla Capital

Premio Puebla Capital