Puebla, 26 de febrero del 2024

Darth Vader - El Lado Oscuro de la Fuerza “laboral”

Por Cesar Rios Hernández / /
Darth Vader - El Lado Oscuro de la Fuerza “laboral”
Foto: Central

inte ElefanteBlanco

Han pasado muchos años desde el estreno de las películas de Star Wars y el personaje antagónico Darth Vader no ha pasado de moda, en el imaginario colectivo, su sombre es prácticamente sinónimo de maldad, junto con “el lado oscuro de la fuerza” que lo caracteriza. Y aunque las acciones de este “villano” son ficción, dentro de las organizaciones privadas y de gobierno, su “reflejo” sigue siendo muy real, ¿paso por su mente algún nombre o le tembló un parpado en forma involuntaria?

En pleno siglo XXI, muchas empresas aun mantienen un “sistema de trabajo” agresivo, no precisamente con violencia física, sino en una más sutil pero igual o más perjudicial.

Quien lo explica mejor, es el sociólogo y matemático Johan Galtung, que describe 3 tipos de violencia: Directa (verbal, psicológica y física), Estructural (represión, alineación), y Cultural (ideas, normas, valores, la tradición).

La mayoría de las personas que laboran en cualquier organización, pueden “sentir” la Violencia Directa, pues, aunque los directivos o dueños no estén lastimando físicamente a su personal, si lo están permitiendo en forma verbal y psicológica;

¡los psicólogos y psiquiatras, ahora sí que tienen mucho trabajo!

Por otro lado, la Violencia Estructural está originada por todo un conjunto de estructuras, tanto físicas como organizativas, que no permiten la satisfacción de las necesidades. Esta es la peor de las tres violencias, porque es el origen, es la más dañina y como es complicado identificarla es difícil luchar contra ella. La violencia Estructural se manifiesta cuando no hay un emisor o una persona concreta que haya efectuado el acto de violencia. (fuente: Teoría de Conflictos - https://www.redalyc.org/pdf/2050/205016389005.pdf ).

Es decir, dentro de las organizaciones privadas y de gobierno, se esta aplicando una serie de prácticas, que gradualmente están minando la autoestima de las personas, ya sea con palabras hirientes, humillación, discriminación, ostracismo, o aislamiento; pareciera que los extremos del ambiente laboral se manifiestan con estas opciones: “Me pagan muy poco, pero me quieren mucho” o “me pagan bien, pero es el infierno”, ambas situaciones son violencia laboral ¡Darth Vader estaría orgulloso de este sistema!

Algunas situaciones similares son explicadas en forma clara y con ironía, por Scott Adams, autor de la tira cómica “Dilbert” (https://www.expansion.com/2013/02/08/directivos/1360353624.html ) y el libro “El Principio de Dilbert”, en donde explica la discriminación laboral con lo siguiente: “no puede seguir discriminando por raza, religión, edad o sexo, pero puede seguir haciendo sutilmente por fealdad, forma de vestir, estatura o escuela de donde egreso la persona”, ¡parece broma, pero sigue sucediendo!

Con todo lo anterior, no es de extrañar que muchas empresas ahora tienen más dificultades para mantener a sus empleados, ¡la rotación de personal parece un tornado! y aunque, para protección del trabajador se cuenta con la Ley Federal del Trabajo y la NOM-035, aun queda mucho por hacer. Este es un resumen de los Tipos de Violencia Laboral https://www.youtube.com/watch?v=BwuRkssMJrE . Son pocas las empresas que se preocupan genuinamente por sus trabajadores, lamentablemente muchos hombres y mujeres con personal a su cargo, prefieren mecanismos tales como: “no me pagan para hacer amigos”, “prefiero que me teman y no que me amen”, “le gente desea ser controlada”, “el miedo es mejor estimulante para la eficiencia”, “si te equivocas habrá consecuencias”, etc.

En conclusión, la violencia estructural (laboral) no solo está enfocada en empresas, también sucede en dependencias públicas, escuelas, sistemas de gobierno y aun en iglesias ¡huye el impío sin que nadie lo persiga!

En cualquier organización las prestaciones y la infraestructura influyen para mejorar, PERO no lo es todo. Se recomienda al lector, el siguiente resumen de Acoso laboral https://www.youtube.com/watch?v=IB3zmAOiIZw .

El Diálogo de hoy:    - fragmento del libro “El Principio de Dilbert” / Autor: Scott Adams

-Para explicar mejor la Motivación, se usará la siguiente analogía, imagine que introducimos a 2 buzos en un gran estanque con un tiburón blanco hambriento, ¿Cuál sería la motivación de estos buzos?

-Tal vez uno de ellos quiera ser el mejor “esquiva tiburones” del mundo y el otro solo quiera “sobrevivir”.

¿A dónde queremos llegar con este ejemplo?

-La verdad, no importa la motivación de los buzos, ¡mejor contrate al tiburón!, al fin y al cabo, ninguno superará en fuerza y velocidad a este escualo y habrá mejores resultados para su empresa.