19 de Abril del 2021

Estrategias de crecimiento - “petate del muerto” vs “utopía perfecta”

Por Cesar Rios Hernández / /
Estrategias de crecimiento - “petate del muerto” vs “utopía perfecta”
Fotos: Central
inte ElefanteBlanco

¡Nuestro país tiene que crecer! no es una opción es una necesidad. La pandemia ha expuesto las fortalezas y debilidades de cada país y México no está en buen lugar. Sin embargo, las estrategias de crecimiento que se han implementado más las que se han propuesto no parecen ser suficientes y se han ido a los extremos. ¡Fatalistas contra utópicos ni más ni menos!

Incrementar el salario mínimo es una opción, pero no la única. Con la decisión que tomo el gobierno respecto a esto, provocó que los sectores comerciales e industriales se escandalizaran, pues la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) argumentaron que, con el aumento del 15 por ciento al salario mínimo, se corre el riesgo de que 700 mil empresas cierren en los próximos tres meses y, por consiguiente, haya un aumento en el desempleo. Con semejante afirmación, se puede decir que utilizaron la estrategia del “petate del muerto” versión apocalipsis. Es entendible que algunos sectores resentirán un poco este incremento, pero afirmar que será el caos total, fue exagerado.

Por otra parte, el gobierno se ha jactado de que dicho incremento hará que aumente el poder adquisitivo de los más pobres y creceremos imparables “fast-track”; ejemplo claro de utopía y autoengaño. A menos, claro, que usted sea parte de los pocos afortunados que ganan un “sueldito” de 50 mil pesos mensuales, como dijo el precandidato a la gubernatura de Nuevo León hace unas semanas.

Los expertos en economía han mencionado en reiteradas ocasiones que el incremento al salario mínimo no es efectivo por sí solo, pues no ataca el problema de fondo en el país, sino la falta de productividad. Algo que ambas partes necesitan mejorar.

En el sexenio anterior, el entonces presidente del país Enrique Peña Nieto se jactó de que México ya había superado a China en competitividad, pero no aclaró en qué aspecto se había logrado. Los que saben, el mensaje real fue: el salario se ha degradado tanto, que ahora somos más baratos que China. ¡Qué vergüenza! Y peor haberlo dicho como “un logro de su gobierno”.

En este aspecto AMLO tiene razón, no es posible que nuestra única competitividad sea un salario deplorable.

Con esto, no significa que los representantes del sector privado sean los malos de la película, pues tienen razón en sentirse indignados de que el gobierno no los consultó ni negoció con ellos ningún aspecto. De hecho, rara vez se dialoga con ellos, sólo se imponen condiciones ¡y a callar!

Al llegar a este punto, debemos cuestionarnos, ¿cuál es la mejor estrategia de crecimiento para el país?, pues asegurar que sólo el gobierno debe llevar la batuta es de alto riego. ¿Acaso las empresas que administra el gobierno son productivas y eficientes?

Por otra parte, ¿“la formula” empresarial de pagar lo menos posible en salarios e impuestos es lo único que nos hará crecer?

Los países más competitivos del mundo no utilizan estas estrategias al extremo (referencia https://www.opportimes.com/los-10-paises-mas-competitivos-en-2020-imd). Países como Singapur y Dinamarca cuentan con un sistema mixto entre gobierno e industria privada y tienen una calidad de vida muy aceptable.

La estrategia que se debería aplicar en nuestro país pudiera ser conceptualizada como dijo Confucio, “dale un pescado a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá siempre”.  Ya que, si sólo nos estamos enfocando en “dar pescado” todo el tiempo, ¿hasta dónde vamos a llegar?

En resumen, ¿es bueno para el país el aumento al salario mínimo? Por supuesto, pero será poco efectivo si ambas partes, gobierno e industria privada, no se enfocan en mejorar su productividad (procesos, administración, recursos, sistemas de calidad, tecnologías, menor corrupción y equidad, entre otros). Y aceptar que el salario, es solo una de las estrategias de crecimiento para el país, pues se necesita el compromiso real y voluntad de querer hacer las cosas por el bien común.

El Diálogo de hoy: – entre empresarios –

E1.- Con las nuevas reglas de gobierno, ¿ya estás listo para hacer los ajustes salariales a tus empleados?

E2.- No necesito hacer ajustes, el personal de mi empresa está muy por arriba del salario mínimo desde hace mucho tiempo. Claro aumentare un poco más por la inflación, pero sólo eso.

E1.- Debes estar siempre al borde de la quiebra, pagas mucho en salarios.

E2.- Mi estrategia para crecer no es pagar menos, sino fomentar la lealtad y premiar a los más esforzados. Que ellos crezcan junto con la empresa; si se sienten valorados, cuidan más su trabajo y aumenta la eficiencia.

E1.- Me dejaste pasmado, pues hace tiempo me estere de que un trabajador dijo algo así: “Yo hago como que trabajo, porque hacen como que me pagan”. Pensé que era un chiste.

ANTERIORES

IEE Puebla