19 de Abril del 2021

El derroche electoral y el respiro económico de algunos

Por Cesar Rios Hernández / /
El derroche electoral y el respiro económico de algunos
Fotos: Central
inte ElefanteBlanco

Con un presupuesto muy cercano a los 20 mil millones de pesos, el Instituto Nacional Electoral (INE) está listo para dilapidar, perdón, ejercer dicho fondo en las elecciones electorales de este año. Este presupuesto tan grande ha escandalizado a muchos, tanto que aun Andrés Manuel López Obrador lo criticó de ser excesivo.

Ni el INE ni los partidos políticos mostraron señal alguna de austeridad republicana y mucho menos algún gesto de solidaridad con la población (por la crisis sanitaria y económica que estamos viviendo). Como pirañas hambrientas, está la clase política del país lista para la “fiesta democrática” más cara del mundo. Con estas “señales”, es difícil creer que están interesados en ayudar a la ciudadanía.

Para la realización de este proceso, el Instituto Nacional Electoral destinó cerca de 7 mil 300 millones de pesos para financiamiento de los partidos políticos. ¿Inventario? 10 partidos políticos. ¿Puestos de elección popular? 15 gubernaturas de los estados, mil 923 presidencias municipales, 14 mil 596 regidurías, 2 mil 060 sindicaturas y otros. Con estos números y los resultados de cada ciclo de gobierno, nos debemos preguntar: ¿la clase gobernante se encuentra a la altura de los costos que estamos pagando?

Aun con todo, el derroche de dinero ya inició con las precampañas de cada partido, en donde nos volvieron a confirmar sus altos “principios de equidad”: favoritismo, abuso, traiciones, nepotismo, corrupción y alianzas contradictorias. ¡Nada nuevo!

Considerando lo anterior, podríamos pensar que el presupuesto que se aplicara será en vano; sin embargo, NO TODO ESTA PERDIDO; si la crisis económica aún no toca fondo, como algunos economistas están pronosticando, entonces este dinero podría ser el respiro económico para algunas empresas, sobre todo las Pymas y algunas grandes.

En las campañas que cada partido político hará (sin duda chocantes y fastidiosas), se necesitaran varias empresas de servicios, tales como empresas publicitarias, encuestadoras, despachos de abogados (por aquello de las demandas y contrademandas – por la guerra de lodo que ya inició), estudios fotográficos, empresas de seguridad (protección), televisoras, estaciones de radio y sitios de internet entre otros. Además, se requerían también ciertas mercancías, tales como playeras, pancartas, gorros, banderas, tazas, vasos, botes y hasta cubrebocas. ¡Lástima que al terminar las campañas, no pueda usted “borrar” el nombre del candidato o candidata para seguir usando dichos productos!

Faltaría agregar a estas listas otros negocios indirectos para cada acto público (donde se pueda hacer con la “sana distancia”), negocios de comidas, salones de eventos, estéticas, renta de sillas, renta de camiones (para los “voluntarios acarreados”), sombras, botanas y demás.

¡Pero aún hay más! Viendo que algunos candidatos no son nada carismáticos, algunos partidos políticos tendrán que contratar actores o actrices que hablen por todo el partido, claro que deberán ser muy, pero muy buenos y sin escrúpulos para que puedan transmitir “convincentemente” que están creyendo lo que están diciendo (esos sin duda ganaran más dinero).

Faltaría agregar toda la gente y los diferentes servicios que tendrá que contratar el INE para capacitar a los integrantes de las casillas electorales, organizar y vigilar las elecciones.

Como en toda campaña, no faltará el gobernante en funciones que usará o ya está usando los programas sociales (con el dinero de nuestros impuestos) para fines electorales, pero de eso se hablará en otra ocasión.

En conclusión, el presupuesto del INE no será del todo en vano, al menos varios mexicanos podrán ser beneficiados económicamente, aunque sea en forma temporal. Y el resto, tendremos que soportar el “bombardeo” mediático de cada candidato político y sus promesas recicladas.

El Diálogo de hoy: – entre vagabundos –

V1.- Te veo muy contento, ¿ya conseguiste algo de dinero para comer?

V2.- Pues no, pero ya iniciaron las precampañas y pronto las campañas políticas formales de los partidos políticos.

V1.- ¿Y eso en qué nos beneficia?

V2.- ¡Pues ahora podrá comer algo todos los días!

V1.- ¿Cómo le vas a hacer? Comparte tu secreto.

V2.- Pues ya conseguí el calendario de los mítines que organizarán los diferentes candidatos en la ciudad, pues en cada evento regalarán tortas, refrescos, botanas y dulces. Además, te dan gorro y camiseta. Hasta creo que voy a engordar un poco.

V1.- Pues no estás solo, te acompañaré. Lo único malo será que tendré que bañarme, pero valdrá la pena.

ANTERIORES

IEE Puebla