29 de Septiembre del 2022

¡Jala la palanca Kronk!

Por Cesar Rios Hernández / /

Coronavirus – La Corona de unos Cuantos

En México aún no terminamos de digerir la situación de la pandemia del COVID 19, cuando apenas hace unos días dos personajes de renombre, nos han dado las noticias más frías que el agua del Polo Ártico pudiera tener, la representante del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva declaró "Hemos entrado en una recesión tan mala o peor que la del 2009" y para rematar el secretario general de la ONU –Antonio Guterres– afirmó que la situación actual es “la crisis global más difícil que afronta el planeta desde la Segunda Guerra Mundial”. Agarre aire, respire profundo y piense que esas palabras solo fueron un mal sueño. Eso quisiéramos de verdad, pero habrá que afrontarlo.

Si al leer el título de esta columna, pensó en una caricatura de hace exactamente 20 años, acertó. Esta caricatura aparentemente simple, tiene una enseñanza que nos sería muy útil considerarla. El personaje principal Cuzco, un joven emperador arrogante y egoísta, quien vive en su área de confort (¡en toda la extensión de la palabra!), es traicionado y convertido en una llama por la ambiciosa Yzma y su guardaespaldas Kronk. El emperador, que una vez lo tuvo todo, ahora tendrá que confiar en un simpático campesino llamado Pacha, para encontrarse a sí mismo. En una escena de la película, Yzma le pide a Kronk que jale una palanca para poder acceder a su laboratorio secreto (su “bunker”), pero su ayudante se equivoca y jala la palanca equivocada, provocando que Yzma caiga en un foso de cocodrilos.

Pues bien, la palanca económica mundial ha sido jalada y los gobiernos, las empresas y toda la población mundial han sido arrogados al foso. Ahora lo que sigue es cambiar y adaptarse, obviamente esta adaptación no será fácil para nadie. Al igual que el emperador Cuzco, todos los sectores empresariales tendrán que afrontar la adversidad que estamos viviendo. Muchos economistas han dicho que las crisis deben ser vistas como oportunidades, y así es, pero no es de todos ponerlo en práctica. La reciente recomendación del presidente Andrés Manuel López Obrador a los empresarios (tomando en consideración la pandemia), de que paguen un mes de salario a sus empleados y que los manden a sus casas, no es viable para todos. La pequeña y mediana empresa no está en condiciones de cumplir con esta “buena recomendación.” Entonces la solución de cambiar y adaptarse debe acelerarse con innovación.

La historia nos demuestra que, en momentos de crisis, muchas empresas pueden resurgir con mayor fuerza si se adaptan a las nuevas condiciones. Y en otros casos pueden nacer nuevas empresas con una visión diferente. Sin duda los emprendedores pueden tomar estas circunstancias y generar nuevas áreas de oportunidad.

En México se tiene un ejemplo poco conocido, a inicios del siglo pasado, en 1905, en el pueblo El Ticuí, perteneciente al estado de Guerrero, se instaló una fábrica de hilados y tejidos, llamada “Progreso del Sur”. En aquellos años, los pobladores dependían principalmente de las cosechas de maíz y coco. Sin embargo, con la llegada de la fábrica, los cultivos de la región fueron cambiados para dedicarse a la siembra del algodón. Era increíble como en esos tiempos, una comunidad rural podía interactuar con una fábrica, que no necesitaba traer la materia prima de otros países. La historia de esta fábrica tuvo en algún momento, sus momentos de crisis, en donde llegaron a cambiar el tipo de telas que fabricaban e inclusive por algunos lapsos de tiempo dejó de producir, entonces los pobladores regresaban a sus cultivos originales. En estas circunstancias, ambas partes aprendieron a adaptarse y crecer. Al final, la fábrica dejó de existir en 1966, pero por factores relacionados a otros tipos de telas que surgieron en el mercado. Como anécdota especial, este pueblo fue el primero en toda la región, en contar con energía eléctrica, teléfono y un aeropuerto, ¡aunque usted no lo crea!

Este ejemplo, nos demuestra que ahora es el tiempo de jalar la palanca correcta, y sin duda es posible.

El Diálogo de hoy: Entre restauranteros

R1. Debido a la pandemia, ya no es posible que los comensales pasen a mi restaurante, ahora todo es para llevar.
R2. ¿Tienes forma de hacerlo rápido?
R1. Así es. Además de ordenar por teléfono e internet, los meseros están afuera con patines, con cubre bocas y disfrazados de superhéroes. Debido al físico de ellos, varios son Hulk y otros Míster Increíble, para estar a tono.

ANTERIORES

Puebla GOb

Puebla GOb