15 de Agosto del 2022

La Agenda 2030 y el surrealismo del objetivo 9

Por Cesar Rios Hernández / /
inte ElefanteBlanco

En 2015, la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, un plan de acción a favor de las personas, el planeta y la prosperidad, que también tiene la intención de fortalecer la paz universal y el acceso a la justicia.

Sin duda, es un plan muy bien intencionado, pero que en la práctica enfrentará un largo y difícil camino lleno de baches y hoyancos, perdón, de obstáculos a vencer. En esta agenda, México firmó su compromiso desde el sexenio anterior, pero parece que “no se notaron mucho los avances”, bajo la administración de Enrique Peña Nieto. Ahora, bajo la gestión actual, debemos “remar contra corriente” para mostrar un mejor rostro ante el mundo.

Esta agenda incluye 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), tales como: fin de la pobreza, hambre cero, educación de calidad, acción por el clima, vida submarina, etcétera. (Referencia: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/progress-report/).

Sin embargo, uno de los objetivos parece tener cierto tinte utópico, nos referimos al objetivo 9, aplicado en la Industria, innovación e infraestructuras, cuyo objetivo es “Construir infraestructuras resilientes, promover la industrialización sostenible y fomentar la innovación”. Este objetivo tiene establecido 8 metas, mismas que deberán cumplirse (al menos esa es la expectativa) a más tardar en año 2030.

En este espacio solo analizaremos las 2 primeras metas de este objetivo, que son:

– Desarrollar infraestructuras fiables, sostenibles, resilientes y de calidad, incluidas infraestructuras regionales y transfronterizas, para apoyar el desarrollo económico y el bienestar humano, haciendo especial hincapié en el acceso asequible y equitativo para todos.

– Promover una industrialización inclusiva y sostenible y, de aquí a 2030, aumentar significativamente la contribución de la industria al empleo y al producto interno bruto, de acuerdo con las circunstancias nacionales, y duplicar esa contribución en los países menos adelantados.

Con todo respecto al comité que escribió estas metas, pero si convirtiéramos estos párrafos a un dibujo o esquema, sería un magnifico cuadro surrealista, digno de “Pablo Picasso”, por lo abstracto y subjetivo a la hora de medir los avances.

Con la crisis actual, la gran mayoría de los países del mundo pidieron prestamos urgentes al FMI y al Banco Mundial para poder sobrellevar la pandemia del COVID 19 (aumentando más su deuda externa), quedando prácticamente embargados sus recursos naturales y soberanías por estos tiburones financieros. Y una vez “amarrados”, quien decide como deben manejarse las cosas serán ellos y no los gobiernos. En esta ocasión, debemos darle la razón al presidente AMLO, por resistirse a pedir más prestamos, sin duda está al tanto, de que aun con la deuda actual, nuestro país tiene poco margen de maniobra.

Con lo anterior, pareciera que esas metas están para ser ejecutadas por los bancos centrales (a su antojo y discreción) y los grandes corporativos, y no por los jefes de estado, que prácticamente se han convertido en títeres de estas instituciones.

Esta agenda es formal y a pesar de que varias metas son grises, el Gobierno de la República instaló el “Consejo Nacional de la Agenda 2030”, como espacio plural y participativo para dar seguimiento a la aplicación de esta. Inclusive, a inicios de este mes (el 7 de octubre), el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) junto con el gobierno, lanzaron 17 grupos de trabajo, “en donde se diseñarán acciones concretas y medibles que aceleren aún más el paso para alcanzar un futuro próspero para nuestro país”, (esta expresión también parece surrealista). Fuente: www.cce.org.mx/el-consejo-coordinador-empresarial-pacto-mundial-mexico-y-la-oficina-de-la-presidencia-de-mexico-lanzan-grupos-de-trabajo-agenda-2030/.

Si se formaliza un compromiso real entre el sector privado y el gobierno, se lograrán varios de los objetivos de la agenda (al menos en el aspecto económico), de lo contrario, tendremos otro “elefante blanco” que mantener.

El Diálogo de hoy: – entre pintores –

P1.- Qué impresionante cuadro has realizado, muy abstracto y colorido, parece un tornado en el desierto, con truenos y nubes negras mezcladas con estrellas.

P2.- Así es, son 17 estrellas (cada una tiene su significado)… y lo considero surrealista. Pero ha gustado mucho a la gente.

P1.- ¿Cómo lo titulaste?

P2.- Lo llame: “Paz y Seguridad, lo que la agenda 2030 se llevó”.

ANTERIORES

Puebla GOb

Puebla GOb