25 de Octubre del 2020
Contagios
36,424
Muertos
4,741

El SAT, Facebook y la privacidad de la pecera

Por Cesar Rios Hernández / /
El SAT, Facebook y la privacidad de la pecera
Foto: Central
inte ElefanteBlanco

Hace unos días, la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico presentó el Paquete Económico 2021, en donde se propone hacer unos “ajustes” al artículo 45 del Código Fiscal de la Federación, para ampliar las herramientas de documentación (o dientes, según otros ojos) de los inspectores del SAT, cuando realicen las auditorías a los contribuyentes, como pueden ser cámaras fotográficas y de video, grabadoras o teléfonos celulares u otros, que permita recabar información que sirva de constancia de los hechos detectados por la autoridad.

Ante esto, se generó una verdadera psicosis en algunos legisladores y en el sector empresarial, en donde estos empezaron a levantar la voz de indignación, como una invasión a la privacidad. No se entendió bien la propuesta, ni los detalles. La propuesta se interpretó como si los inspectores del SAT pudieran entrar a su casa o negocio, buscando evidencia de “prosperidad”, como si estos fueran unos “detectives cazadores de infieles”.

Después de esto, fue necesaria una aclaración de las autoridades, en la cual mencionaron que este ajuste en la ley está enfocado en detectar empresas “fantasmas” y que no se usara la tecnología para espiar a los contribuyentes. También mencionaron que esta “práctica” no es nueva, estos medios ya se utilizaban desde hace al menos cinco años, pero ahora quedará en la ley, ósea, la persecución, perdón, la confirmación de bienes ¡será más legal que nunca!

Sin embargo, para los que están bien informados, saben que el gobierno no necesita ir a su casa o negocio para conocer sus ingresos y gastos, con las nuevas tecnologías, el gobierno puede rastrear fácilmente sus cuentas bancarias y transferencias; además la tendencia mundial de reducir al mínimo el uso de efectivo, hará que usted no pueda ser invisible (fiscalmente hablando), incluso de podrá detectar cuantas veces fue a la taquería y lo que compro por internet. Nadie podrá esconderse y se reafirmara el dicho popular “la muerte y los impuestos son inevitables”.

En forma similar sucede con la famosa y poderosa red social Facebook, cuyos ingresos mundiales en el 2019, ascendieron a más de $70,500 millones de dólares, un valor récord que representa un incremento de más del 26% con respecto a 2018 (fuente: Statista junio 2020). Con esta red social, aunque haya firmado un acuerdo de confidencialidad y tenga claves de acceso (seguramente no ha leído la “letra chiquita” de su contrato), se ha comprobado que “su información y gustos” se venden o se usan para que empresas lo tengan en el radar y le ofrezcan ¡justo lo que necesita! De hecho, los grandes corporativos de internet, están trabajando en un nuevo algoritmo que, además de registrar sus compras por internet, también “podrá captar” su nivel de ingresos y así ofrecer algo más preciso, acorde a sus gustos y poder adquisitivo. Así que, si un futuro nada lejano, le llega un anuncio de un nuevo puesto de gorditas a una cuadra de su casa, ya podrá identificar como lo tienen clasificado y confirmar “su nivel” en el estrato de la sociedad.

Al ritmo que vamos, cada vez será más difícil esconderse del gobierno o de las empresas que ofrecen sus servicios, pues también nosotros somos culpables de exhibir “nuestra privacidad”, cuantas veces podemos ver por Facebook u otras redes sociales, a familiares o amigos mostrando sus viajes, entretenimientos, compras, comidas, ropa y hasta sus “loqueras”, y aun así ¿nos indignamos de que el gobierno pueda acceder a la “sacrosanta privacidad”?

Como dato adicional, aun el gobierno de Estados Unidos está requiriendo (desde junio del 2019) referencias de sus redes sociales al solicitar una VISA, tales como Facebook, Flickr, LinkedIn, Instragram, Linkedin, MySpace, Reddit, Twitter, YouTube y Pinterest. (fuente: www.viajerodemexico.com/redes-sociales-visa-estadounidense).

Así que piense bien las cosas, antes de darle un “like” o un “me gusta”, a algún comunicado del presidente Maduro en Venezuela, o si está pensando en insultar feamente al presidente Trump en alguna de sus escandalosas frases u ocurrencias. Con esto, podría caer en la lista negra de nuestro poderoso vecino, pero tampoco se vaya a los extremos y le dé un “like” a todo lo Yanqui, pues podrían pensar que usted es un hipócrita convenenciero.

En conclusión, el rastrear más detalladamente a los contribuyentes (personas físicas y morales) no solo se está dando en nuestro país, esto es una tendencia mundial, pues los bancos centrales de cada país y los grandes corporativos están “cerrando filas”, para poder tener mayor acceso a la información de sus ingresos… y no será considerado ilegal; poco a poco tendremos “la privacidad de una pecera”, para ellos obviamente. Si quiere darse una idea de lo que un gobierno puede hacer, se recomienda al lector la película “Enemigo público” protagonizada por Will Smith en 1998 (cuyo título original en inglés es Enemy of the State, Enemigo del Estado).

El Diálogo de hoy: ― fragmento de un comunicado de Edward Snowden / Canal 4 de la TV británica en el 2013 ―

“Un niño nacido hoy crecerá sin la concepción de lo que es privacidad, no sabrá lo que significa tener un pensamiento no grabado y no analizado… La privacidad importa porque nos permite saber quiénes somos y qué queremos”.

ANTERIORES