¡Comparte!

La danza de los voladores de Papantla es una tradición milenaria, que sorprende a pequeños y grandes al presenciarla, este fue el caso de Luisito, un niño de 3 años de Hermosillo.

El pequeño quedó fascinado tras ver la ceremonia ritual prehispánica en una expo de Sonora, en mayo de 2023 y desde entonces soñó en volverse uno de ellos.

Por lo que sus padres no dudaron en apoyarlo. El niño le pedía a su papá que le pusiera videos y música de los voladores de Papantla. Además, le insistía para que lo cargara y así practicar los movimientos de los danzantes en el aire. 

La admiración de Luisito por esta tradición siguió escalando, y a diario le pedía a su papá que le ayudará con la “volada”. Posteriormente, el niño les solicitó a su padres un traje de los voladores de Papantla. 

No obstante, conseguir uno al norte de México es muy difícil, por lo que su papá lo confeccionó para no detener el sueño del pequeño. El menor quedó embelesado con su nuevo atuendo que lo ayudaría a seguir practicando.

Además, para seguir alentando el amor por este ritual prehispánico, al niño le regalaron un tambor y un juguete de los voladores de Papantla. El cual imitaba los movimientos de los danzantes en el aire.

Luisito decidió compartir su pasión por los Hombres-Pájaro con sus compañeros del Kinder interpretando en un show de talentos el ritual. De esta manera mostró su talento e interés por formar parte de la ceremonia ritual prehispánica.

Lo anterior llevó a su padres a decidir cumplir el sueño del niño, por lo que emprendieron un viaje desde Hermosillo, Sonora hasta Papantla, Veracruz, cuna de los voladores.

Escuela de niños voladores 

Al llegar a Papantla pudieron presenciar el ritual ancestral y Luisito quedó fascinado con la cultura veracruzana. El pequeño pudo conocer a los hombres que realizan las danzas y a un Caporal (el hombre sentado en la parte que remata el mástil, quien va tocando la flauta y el tambor).

Todo esto quedó documentado en videos publicados en la cuenta de Instagram de la nutrióloga Ericka Mota, máma del niño. La mujer compartió los momentos más felices de Luis, luego conocer a las personas que admira. 

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Tras acudir a varias presentaciones, conocieron a Miguel Ángel, un volador que quedó conmovido luego de que Ericka le mostrará videos de la perseverancia de su hijo por querer convertirse en uno de ellos. 

Por lo que el danzante los invitó a la Escuela de Niños Voladores. La cual se encuentra ubicada en el parque Takilhsukut, donde reciben cerca de 65 niños y jóvenes. En esta escuela los niños aprenden la danza de los voladores de Papantla. Así como la lengua totonaca y su cultura, esto para preservar las tradiciones del pueblo.  

En el recinto Luisito aprendió las danzas de la mano de los expertos y fue partícipe de la preparación para realizarlas. Además, pudo cumplir su sueño de convertirse en un volador de Papantla, al subirse a un mástil adaptado y danzar en el aire.

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja