¡Comparte!

Ya nos asustamos. “God save me” fue el tuit del baterista de Blink-182, Travis Barker, luego de ser hospitalizado de emergencia en Los Angeles la mañana del 28 de junio.

El famoso músico de 46 años, ahora esposo de la estrella de reality, Kourtney Kardashian, fue trasladado al hospital de West Hills, según reportó el medio estadounidense TMZ.

La fotografía publicada muestra a Travis en una camilla afuera del Centro Médico Cedars-Sinai, a donde fue trasladado para recibir atención especializada, lo que provocó rumores sobre su crítico estado de salud.

Los fans se preocuparon al ver el tuit del baterista: “God save me” (Dios, sálvame) el pasado martes alrededor de las 12:45 de la tarde, lo que da a entender que su padecimiento podría poner en riesgo su vida.

Su hija Alabama Luella Barker externó apoyo a su padre y en” sus historias de Instagram pidió a los fans que oraran por él: “Por favor, manden sus oraciones”, dijo.

Todavía no se sabe nada sobre el estado de Travis Barker, pero se ha especulado que podría estar relacionado con un problema de coágulos en la sangre. En 2018, este mismo problema provocó que fuera hospitalizado en dos ocasiones diferentes.

Debido a esto, el artista tuvo que cancelar algunas presentaciones y shows que tenía programado junto a Blink-182.

Hace tan sólo un mes, el rockero y Kourtney festejaron su boda en Portofino, Italia, en una ceremonia a la que sólo acudieron familiares.

Sin embargo, su primera boda fue por el civil y se llevó a cabo unos días antes de viajar a Europa. En la ceremonia, los atuendos que usaron ambos también fueron muy casuales y espontáneos.

Según TMZ, Travis lucio un smoking completamente negro y Kourtney un vestido a la altura de las rodillas. Al terminar la ceremonia, se fueron a bordo de un auto que tenía un letrero en la parrilla con la frase “Recién casados”.