¡Comparte!

La agrupación mexicana, La Maldita Vecindad mostró su apoyo y exigió justicia para Elena Ríos, la saxofonista, víctima de ataque con ácido a cuyo agresor un juez le permitió continuar el proceso en prisión domiciliaria.

Mediante redes sociales, La Maldita Vecindad publicó el siguiente mensaje: “Todo nuestro apoyo y solidaridad para la hermana Malena Ríos. Exigimos justicia”.

Cabe mencionar que en 2021, la oaxaqueña colaboró con ellos en la nueva versión de “Cachahua”.

Además de La Maldita Vecindad, se han dado otras reacciones en las que los artistas han mostrado su solidaridad en torno a la saxofonista, Elena Ríos y pidieron justicia. Entre ellas, la cantante Lila Downs y la actriz Mariana Treviño.

Por medio de su cuenta de Twitter, la intérprete también oriunda de Oaxaca publicó: “¡Qué barbaridad!”, acompañado de emojis de tristeza.

La actriz escribió: “Mucha Fuerza Elena. Todos te estaremos viendo, estamos contigo. Exigimos justicia y protección para ella. #JusticiaParaElenaRios”.

“Si me mata, quémenlo todo”

Cabe mencionar que en 2019, la saxofonista oaxaqueña, María Elena Ríos fue víctima de un ataque con ácido en septiembre de 2019.

El presunto culpable habría sido el exdiputado priista de Oaxaca, Juan Antonio Vera Carrizal. Él habría ordenado a dos hombres atacar con ácido a Elena Ríos.

Ríos informó mediante redes sociales que la tarde de este 21 de enero su presunto agresor había sido liberado. El exdiputado fue enviado a prisión domiciliaria.

En Twitter escribió: “Con una audiencia maquillada y un acuerdo pactado hoy. Mi agresor ha quedado libre. Esto es #México”. Luego posteó: “Si lo liberan y se da a la fuga y me mata #QuemenloTodo”.

Fue por eso que artistas, activistas y demás se han sumado en redes sociales para exigir justicia para la saxofonista Elena Ríos.

En septiembre de 2022, en la Cámara de Diputados, María Elena Ríos abundó en su discurso:

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

No soy la víctima que quieren. Porque la víctima que necesita toda la gente, especialmente este sistema, es a la mujer que está llorando. A la que está encerrada, que no hace nada, que no pide justicia”.

La saxofonista oaxaqueña subrayó que ese tipo de víctimas le conviene al Estado y que desde hace mucho tiempo dejó de ser una víctima: “Soy una sobreviviente que lo único que pide es justicia”.

Te puede interesar: