¡Comparte!

El rezago que existe en la revisión de las cuentas públicas en Puebla sobre el gasto de los ayuntamientos, secretarías y organismos autónomos —hecha para detectar actos de corrupción—, que fue dejada en la ASE desde la gestión de David Villanueva Lomelí, pues algunos expedientes datan del 2016.

Así lo explicó Rafael Cepeda Morales, exdirector jurídico de la Auditoría Superior del Estado (ASE), durante su comparecencia en el Congreso local para ocupar el cargo de auditor de Puebla, para el cual, participaron siete personas más.

Al contestar las preguntas de los diputados, confirmó que existe un retraso dentro del organismo autónomo, precisando que este no se generó en la gestión del anterior auditor, Francisco Romero Serrano, siendo uno de los temas más criticados de su desempeño.

Y es que, Cepeda Morales aseguró que este rezago se remonta al periodo de David Villanueva Lomelí, titular de la ASE que estuvo en el cargo por seis años y cinco meses, tras ingresar en noviembre del 2012.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Efectivamente, existía un retraso, está documentado, ustedes han recibido los informes individuales. Ese retraso, diría yo, no corresponde, en estricto sentido, al periodo de cuando llegué. Es un proceso que ya venía retrasado, derivado de que hoy tenemos una Ley de Rendición de Cuentas y Fiscalización Superior, que se emitió a finales del 2016 y que se emitió desde 2016 en adelante”.

Mencionó que el rezago en la revisión de las cuentas públicas de Puebla se debe, en parte, al entonces nuevo sistema de fiscalización, fijado en la Ley de Rendición. Esto, debido a que dicha actualización exigió nuevos manuales de procedimientos, cuya ejecución y elaboración tomó tiempo.

También, que la ley amplió los plazos para la entrega de las cuentas públicas, pasando de seis a 18 meses. Cepeda Morales comentó que esto generó que las cuentas no fueran aprobadas en los tiempos acostumbrados.

Quedan más de 450 expedientes sin revisar

El exfuncionario comentó aún existe un rezago heredado de más de 450 cuentas públicas de Puebla, algunas, incluso de funcionarios que ya “fallecieron”.

Expedientes que ya estaban prescritos, expedientes donde encontrábamos si había expresidentes que ya habían fallecido y todavía se estaban promoviendo, entonces había un rezago en el control propio de lo que se estaba haciendo”.

Este retraso de 450 cuentas no revisadas existe pese a que, en noviembre del 2021, el Congreso de Puebla aprobó más de 600 cuentas públicas que había de rezago en la ASE, algunas correspondientes a ejercicios fiscales del 2018.

Etiquetas:
Hot Sale Estrella Roja