¡Comparte!

La Asociación de Padres de Familia se manifestó en contra de que el Congreso de Puebla apruebe hasta tres años de prisión como castigo contra las terapias de conversión, como se le conoce al proceso psíquico para cambiar la orientación sexual de una persona.

En rueda de prensa, este domingo señalaron que esto les quita el “derecho” a orientar la sexualidad de sus hijos. Pese a que la libertad de cada sujeto está protegida por la ley.

Nos sentimos amenazados de que una plática con nuestros hijos o prácticas apegadas a nuestros criterios éticos o morales se pueda presumir como que estemos obstaculizando, restringen, impiden, menoscaban, anulan o modifican la orientación sexual, identidad o expresión de género y pueda equipararse a una conducta delictiva”.

Además, aseguraron que el dictamen que se aprobó en comisiones del Congreso de Puebla no tiene definiciones sobre qué tipo de terapias de conversión quedan prohibidas. Pues señalaron que ellos solo buscan influir de otra manera, compartiendo su ideología.

Así como se está planteando tan abierta, nos ponen a los padres de familia en una condición donde tenemos una incertidumbre tan tremenda de responsabilidad con nuestros hijos. Es natural que cualquier padre quiera ayudar a sus hijos”.

Lo anterior, al considerar que no todos los intentos por cambiar la sexualidad incurren en los llamados Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual y la Identidad de Género (Ecosig). Los cuales, involucran casos de tortura física o mental, siendo acciones a las que se oponen como organización.

Aseguraron que los Ecosig sí merecen ser denunciados formalmente, en tanto se compruebe algún tipo de tortura contra los hijos.

La organización de Puebla exigió a los diputados frenar el castigo de las terapias de conversión, hasta que no se dialogue con organizaciones civiles.

También, que en la reforma se especifiquen los parámetros para definir que pueden y qué no pueden hacer los padres para evitar incurrir en un delito, y que se les permita tener más decisión con respecto a sus hijos.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

La propuesta

El pasado 24 de mayo, la Comisión de Procuración y Administración de Justicia aprobó la iniciativa del diputado de Morena en Puebla, Carlos Evangelista Aniceto, para castigar las terapias de conversión con una pena de uno a tres años de prisión y una sanción de 8 mil 643 pesos y hasta 34 mil 754 pesos.

Se trata de tipificar como delito cualquier esfuerzo que se haga para modificar la orientación sexual de una persona, en prácticas que impliquen una violencia psicológica. No solo se castigaría a quienes las realicen, sino también a quienes promuevan está acción.

Se espera que esta iniciativa sea discutida y aprobada en el Pleno en la sesión ordinaria del próximo 2 de junio.

Te puede interesar: Proponen a García Olmedo como titular de Igualdad de Género del Congreso de Puebla

Hot Sale Estrella Roja