¡Comparte!

En el mes Pride, la prohibición de las terapias de conversión en Puebla se ha convertido en una realidad. Con la promulgación del decreto, entró en vigor un castigo de hasta tres años de prisión contra aquellos que promuevan, impartan u obliguen a cambiar la orientación sexual de una persona.

El 23 de junio, el Periódico Oficial del Estado (POE) publicó la reforma aprobada en el Congreso del Estado, para modificar distintos artículos del Código Penal y agregar el Capítulo Séptimo, denominado “Delitos contra el Libre Desarrollo de la Sexualidad, Expresión e Identidad de Género”.

Con este hecho, oficialmente entraron en vigor las modificaciones, por lo que desde el 24 de junio se comenzaron a castigar los Esfuerzos para Corregir la Orientación Sexual e Identidad de Género (Ecosig) en la entidad poblana.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

El 2 de junio, el Legislativo avaló con 33 votos a favor, siete abstenciones y un impedimento del PAN, la iniciativa del diputado de Morena, Carlos Evangelista Aniceto, para sancionar con uno a tres años de prisión lo siguiente:

La persona moral o física que promueva, imparta, aplique, obligue o financie cualquier tipo de tratamiento, terapia, servicio o práctica, con o sin fines de lucro con el objetivo de obstaculizar, restringir, impedir, menoscabar, anular o modificar la orientación sexual, identidad o expresión de género de una persona”.

De igual manera, la prohibición de las terapias de conversión en Puebla, impone una multa de 50 a 200 Unidades de Medida y Actualización (UMAS), que equivale a un monto de 4 mil 811 a 19 mil 244 pesos.

Un paso más hacia el respeto por la diversidad sexual

La aprobación para sancionar las terapias de conversión en Puebla, ocurrió entre festejos del Colectivo Trans, quienes se mantuvieron afuera del Congreso del Estado con la bandera del orgullo. Con megáfono, corearon que todas las personas merecen respeto.

La votación ocurrió en un clima de tensión que, días antes, levantaron distintos grupos de familias conservadoras y religiosas de la entidad. Quienes pidieron mantener solo aquellos “tratamientos” que no involucraran actos de tortura física o mental.

El POE publicó lo aprobado en el mes más importante de la comunidad LGBTTIQ+. El 26 de junio, el Pride se celebró en todo el país, como una medida para concientizar a la sociedad sobre el respeto a la diversidad sexual. En Puebla, la celebración se dio en más de siete municipios.

Te puede interesar:

Etiquetas: