¡Comparte!

Colectivos feministas presentaron diversos amparos para dejar sin efecto los artículos que determinan la penalización del aborto en Puebla, lo que serviría para eliminar desde el Congreso local el castigo contra las mujeres por interrumpir su embarazo.

A través de un comunicado, 11 organizaciones civiles informaron que presentaron dichos recursos en Aguascalientes y la entidad poblana, que responden a una demanda de los movimientos feministas, mujeres y demás personas con capacidad de gestar.

Consideraron que el aborto en Puebla debe ser despenalizado, conforme al fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), dictado en septiembre del 2021, donde se decretó como inconstitucional el castigo contra una mujer por decidir sobre su cuerpo.

Si el amparo se concede, el apartado de los códigos penales impugnados ya no tendrá efectos y, por lo tanto, ninguna mujer o persona gestante podría ser castigada por abortar. Esta estrategia apoya los esfuerzos por la despenalización y el acceso al aborto que se están impulsando en los congresos locales”.

Señalaron que la prohibición es discriminatoria y viola los derechos humanos, por lo que confían que los jueces actúen conforme a los criterios marcados por la SCJN.

El Poder Legislativo no ha tenido interés en despenalizar el aborto en Puebla y garantizar un servicio gratuito. Existen seis iniciativas en la congeladora que buscan la interrupción legal del embarazo, presentadas desde el 2020.

La más reciente fue ingresada por el diputado de Morena, Carlos Evangelista Aniceto, quien solamente propuso definir el aborto como toda interrupción que ocurra tras los primeros tres meses de gestación, lo que, jurídicamente, libraría de castigo penal a las poblanas que se realicen el procedimiento antes de dicho tiempo.

Sin embargo, no se brindan garantías para que el sistema de salud estatal brinde el servicio, evitando su clandestinidad, como sí lo plantearon las cinco iniciativas anteriores.

Por ello, la diputada del Partido del Trabajo (PT), Mónica Silva Ruíz, adelantó que elaboraría una reforma complementaria referente al aborto en Puebla, donde sí podría incluirse el cobijo hospitalario. Sin embargo, aún no hay fecha para su presentación.

Actualmente, existe pena de seis meses a un año de prisión contra las mujeres que interrumpan su embarazo y contra las personas que las apoyen a realizarlo, según el artículo 342 del Código Penal estatal.

Etiquetas: