El caso de Asucena Solano y Valdivia Márquez… de a 25 pesos hicieron su cochino

Si usted por azares del destino se encuentra con María Asucena Solano Torres, espero que recuerde esta bonita columna. Si la ven pasar por la calle, recuérdenle esta bonita columna.

Sus amigos, compañeros, familiares y todo aquel que tenga contacto con ella, recuérdenle esta bonita columna.

Si alguna vez se topan con la asociación civil Valdivia Márquez, recuerden esta bonita columna y huyan. Y es que de asociación civil solo tiene la nominación y el papel.

De altruista no tiene nada. Es más, no le crean cuando sus voluntarios anden pidiendo dinero. Y recuerden o recuérdenles el fraude, el abuso y lo gandallas que fueron con los alumnos del Cecyte plantel Cholula.

Fíjense que Asucena Solano y la asociación Valdivia Márquez signaron un convenio de colaboración para que el Cecyte le mandara alumnos para servicio social.

Y ahí, los pobres chavos se toparon con la realidad de un país como México, donde las asociaciones civiles de altruismo no tienen nada o al menos muchas como Valdivia.

Ah debo aclarar que esta muchacha de nombre Asucena llegó al Cecyte mucho antes que Roberto Esponda y la recomendó un secretario del gabinete estatal.

Después del comercial o la pausa, les cuento que en Valdivia Márquez ponían a los chavos a hacer las piñatas que vende la asociación en 400 pesos, según para obtener recursos.

Luego los ponían a recolectar de a 300 tapitas de plástico y colillas de cigarro en nombre del altruismo, del angelito de la guarda, de todos los santos y de la pobreza y la enfermedad que impera en Puebla.

Además de todo eso, Valdivia y Asucena Solano ya tenían un plan macabro para aprovecharse de los alumnos y sacarles dinero.

Pues por cada hoja de reporte que la A.C., tenía que firmar a los alumnos, por cada error en cada hoja de reporte, por cada mínimo detalle, la organización sin fines de lucro les cobraba 25 pesos.

En total eran 12 hojas las que les tenía que firmar y sellar la asociación. Estamos hablando de 300 pesos por alumno si es que las hojas no tenían errores. De lo contrario tenían que llevar una nueva y pagar otros 25 pesos.

No solo eso, les pedían llevar de 20 a 25 juguetes nuevos de calidad. Nada de juguetes del mercado o la fayuca. Y también tenían que llevar bolsas de dulces con un precio de entre 30 y 50 pesos. Todo eso en nombre del altruismo de Puebla.

Bueno, los alumnos cansados del abuso se quejaron con Asucena Solano quien hizo todo menos escucharlos y mostrar empatía. Al contrario, defendió a Valdivia Márquez. Los alumnos se dieron cuenta que ya tenían su negocio.

Que Asucena usaba a la asociación para sacar dinero y entre ambas se lo repartían. Incluso, ella amenaza a los estudiantes, los intimidaba y los obligaba a cumplir con todo lo que les pedía la asociación o de lo contrario no les liberarían el servicio social y por ende, no les darían su certificado.

Ahora hay una acta circunstanciada de hechos del Cecyte en contra de Valdivia y Asucena Solano. Los denunciantes son los alumnos agraviados y esto apenas empieza.

Yo le recomendaría a Asucena que mientras le diga a su amigo secretario que ya le busque trabajo entre todas las vacantes que tiene. Y por ahí, que le vayan poniendo un abogado porque en una de esas hasta la inhabilitan.

Los amantes del poder

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja
Yonadab Cabrera Cruz

Yonadab Cabrera Cruz

Inició como reportero en 2007 y ha cubierto temas políticos, de medio ambiente así como sociales. Cuenta con dos maestrías: la primera de ellas en Mercadotecnia y Publicidad y la segunda en Desarrollo...