Jose Francisco Baeza Vega

Posted inHistorias de cronopios y famas

José Francisco Baeza

Puebla, en su 493° aniversario: mirarnos a través de los ojos de Jano

El 16 de abril de 1531, en la fiesta de Santo Toribio de Astorga, Toribio de Benavente, Motolinía, ofició la primera misa en Puebla de los Ángeles. El acto solemne de la fundación de la ciudad, como se sabe, ocurrió en medio de un nuevo auge del Milenarismo, la creencia escatológica según la cual antes del Juicio final y de la victoria definitiva de Jesucristo sobre Satanás, la humanidad experimentaría un periodo de paz que se extendería por mil años. 

La convicción de que ésta edad sabática estaba a punto de comenzar influía notoriamente en las órdenes mendicantes, especialmente, en la de los franciscanos, quienes se creían predestinados a conducir a la humanidad a la parusía previa a la segunda venida del mesías; por ello, su primera inquietud al llegar a América fue fundar una ciudad que replicara a la Nueva Jerusalén descrita en el Apocalipsis de San Juan, a fin de establecer en ella una sociedad cristiana perfecta. Escribe Motolinía: 

Ciudad de los Ángeles no hay quien crea que haya otra sino en el cielo, la que está edificada en las alturas, que es madre nuestra y a la cual deseamos ir, la que contempló San Juan, El Evangelista en los capítulos XXI y XXII del Apocalipsis, [pero] otra nueva hemos edificado en la Nueva España, tierra de Anáhuac”. 

Acercándonos al quingentésimo aniversario de su fundación, sin embargo, la Puebla beatífica, “gloriosa y perfecta”, que imaginara Motolinía no se ha materializado; al contrario, conforme la ciudad trazada por ángeles ha ido extendiéndose a partir del céntrico barrio de El Alto hacia otros olvidados por Dios-o, peor, por los gobiernos-, ha ido perdiendo su mística. Nuestro padre fundador, ay, volvería a morirse si viera que la urbe que proyectaba a mil años hoy, se construye, se destruye y se reconstruye cada tres o seis y, en consecuencia, carece de sentido. 

Ante la ausencia de un verdadero proyecto de ciudad, la armonía de la casa común se ha fracturado mostrándonos en su dimensión más angustiante los contrastes entre la ciudad rural y la urbana, entre la tradicional y la progresista, entre la que se hunde en las negruras de Clavijero y la que serpentea el perímetro del elegante club de golf, entre la invisible y la de las postales, entre la ciclista y la cochista, entre la de majestuosos edificios coloniales y la de los horrendos grafitis que los ensucian… 

A fin de resolver las grandes contradicciones que nos frustran, es preciso, pienso, mirarnos a través de los ojos de Jano, con la mirada fija, a la vez, en el pasado glorioso que define nuestras razones de ser, y en el futuro vibrante que se nos viene encima con la violencia de un Ruta 10. 

A punto de atravesar el misterioso umbral presidido por dios romano que nos conduce a la segunda mitad del milenio, debemos, pues, recuperar el optimismo de quienes nos precedieron y construir, por fin, una Puebla de paz.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Te puede interesar:

Hot Sale Estrella Roja
Jose Francisco Baeza Vega

José Francisco Baeza

José Francisco Baeza Vega, politólogo, militante de MORENA, exregidor del H. Ayuntamiento del Municipio de Puebla.