Cupula

Posted inCúpula

Javier Arellano

Romero Serrano y la arrogancia desconectada de la realidad

Cada esfera, cada ámbito del quehacer humano tiene sus propias reglas; algunas escritas, otras no. Cada actividad tiene sus formas y códigos inherentes. La política es una actividad que tiene sus propias normas. Y desafortunado aquel que las desconozca o pretenda romperlas.

Esta descripción general viene a cuenta por el proceder lamentable y atropellado del ex titular de la Auditoría Superior del Estado, Francisco José Romero Serrano, quien en horas recientes fue destituido por una decisión dictada por un juzgado de control y expuesta en el Congreso del Estado.

Durante meses Romero Serrano pretendió olvidar las reglas básicas, fundamentales de la política y creyó que se podía conducir bajo su propio criterio.

Pero por favor, que nadie se confunda. El pecado de Francisco no fue la ingenuidad o el desconocimiento. En realidad, es una soberbia exacerbada y desmedida que lo hace pensar que se puede imponer por encima de las circunstancias y lo que ahora sucederá es que esas mismas circunstancias lo van a atropellar.

En el fondo Romero es un sujeto poseído por una arrogancia patológica, desconectada de toda realidad.

El ex funcionario olvidó la regla fundamental de la política, la piedra angular del oficio, el báculo de todo el ejercicio: el ex auditor se convirtió en un sujeto desleal.

Aún hoy todavía no acaba de entender que su proceder solamente le va a causar mayores efectos, secuelas y complicaciones jurídicas que se van a prolongar por años. Está abriendo toda una serie de frentes, denuncias y rebatingas que terminarán por apabullarlo.

Cada quien elige su camino y Romero Serrano optó por la ruta de la confrontación y la pugna.

Allá él. 

Dulcería poblana.

La inamovible lealtad del gobernador Barbosa al presidente López Obrador.

En videoconferencia el gobernador Barbosa Huerta dijo estar dispuesto a enfrentar cualquier efecto jurídico por la carta que suscribieron mandatarios emanados de Morena en favor del presidente López Obrador. “Ya basta de tanta infamia” fueron las palabras del Ejecutivo estatal. Al margen de la polémica AMLO versus Loret, la actitud de Barbosa es la lógica, la profesional y correcta. Todos los gobernantes emanados de Morena saben que se deben al presidente de la República. La lealtad de Barbosa es inamovible.

En Tehuacán se asoma otra crisis social.

En días recientes representantes del comercio establecido de Tehuacán acusaron que el Ayuntamiento de Pedro Tepole Hernández pretende cobrar una cuota de 556 pesos a todos los establecimientos de la ciudad para realizar un supuesto “padrón del comercio establecido”. En realidad es un “buscapiés” para aplicar otros cobros como uso de suelo, permisos de ecología, licencias de construcción, etcétera. La medida del edil ya está uniendo a todos los comerciantes para crear un gran frente contra la decisión errónea.

Sergio Sandoval se adentra en la Sierra Negra para recibir instrucciones.

Sergio Sandoval Paniagua es el presidente municipal de Ajalpan; se trata de un hombre joven completamente ignorante del quehacer político; su ascenso tiene la siguiente explicación. Su oficina asegura que todos los lunes el edil realiza un recorrido por comunidades de la Sierra Negra. Esa es la versión oficial; la realidad es que va a recibir indicaciones de su jefe político el ex alcalde Ignacio “Nacho” Salvador, prófugo por sus nexos con el crimen organizado. Desde alguna comunidad serrana el delincuente sigue dirigiendo el Ayuntamiento de Ajalpan.

Como siempre quedo a sus órdenes.

Tw @CupulaPuebla

[email protected]

Cupula

Javier Arellano

Javier Arellano es uno de los periodistas más reconocidos y experimentados en Tehuacán; en su columna Cúpula, detalla y desnuda a la elite tehuacanera, los líderes de la región y también analiza...