La lealtad según Karina Pérez Popoca

La lealtad según Karina Pérez Popoca
La ex presidenta Karina Pérez Popoca y el gobernador Miguel Barbosa Huerta. Creditos: Especial

La lealtad para Karina Pérez Popoca es una rara avis in terra.

Depende del gatopardismo y del momento político que viva ella. Pasó de la sociedad civil a ser cuota del grupo Xicale y de ahí al Barbosismo. Hoy ya estrena patrón y grupo político.

Ayer el gobernador de Puebla, Miguel Barbosa Huerta, atinó a exhibir la nueva lealtad de la ex presidenta municipal de San Andrés Cholula, Karina Pérez Popoca.

Qué distante es la imagen de aquella activista a favor de las juntas auxiliares que se enfrentó al Morenovallismo.

Hoy se ve consumada intercambiando sus lealtades conforme el momento político se lo dicte.

Muy lejos está esa Karina que inició con su carrito de sonido exhibiendo las desigualdades que provocó Rafael Moreno Valle Rosas cuando eliminó los registros civiles de las comunidades en Puebla para concentrarlos en sus mentados CIS.

Ayer en su rueda de prensa virtual el gobernador la reconoció como un activo político salido de la mera, mera ciudadanía.

Sin embargo, hoy su corazón late en la acera de enfrente.

Acá en CENTRAL se lo advertimos y hasta le contamos cómo presumió las fotografías con la diputada local Daniela Mier e hizo evidente su ruptura con la recién renovada dirigencia de Morena.

Karina Pérez Popoca simplemente vuelve a mostrarse cada vez más como una política que asume sus intereses y cada vez menos como la ciudadana que algún día defendió a su pueblo.

¿Pero ya si sus lealtades han cambiado conforme a la veleta de sus conveniencias qué más se puede esperar?

¿Qué pasa entonces si una de las más queridas operadoras del Barbosismo está coqueteando con el lado contrario?

Realmente no es la gran cosa. Recordemos que ese siempre ha sido el estilo de Pérez Popoca.

Recordemos qué pasó con Adán Xicale, el líder del movimiento Cholula Viva y Digna.

En tiempos del Morenovallismo, Cholula Viva y Digna dio una gran batalla de dignidad por la defensa del patrimonio monumental. Incluso el costo llegó a significar prisión para dos miembros de la familia Xicale.

A la par se dio una alianza social entre el grupo que abanderó Adán Xicale y al que pertenecía Karina Pérez Popoca. Había similitudes, un malestar de los pueblos y simpatía de sus compañeros de Chalchihuapan y las juntas auxiliares agrupadas en la CEDIP.

Cholula Viva y Digna arropó al movimiento a favor de las juntas auxiliares en San Andrés y Karina Pérez Popoca despuntó del activismo.

La sumaron a su proyecto y después vino el apoyo que le dio Adán Xicale y los morenistas que tomaron el Comité de Morena para exigir que fuera la abanderada del partido guinda en San Andrés Cholula a la presidencia municipal en el 2018.

Es más, Adán Xicale la apoyó logrando el consenso cuando otros grupos políticos habían apalabrado la candidatura con una mujer que ni provenía de las bases morenistas.

Pero llegando al poder Karina se contagió de esa enfermedad llamada poder. Esa enfermedad que envenena el alma.

A Karina se le olvidó que la gente la llevó al sitio donde se encontraba y le dio prioridad a un tema personal y de ego.

Pero la gente, los votantes de Morena en San Andrés Cholula la pusieron en su lugar cuando buscó la reelección.

Simplemente no lo consiguió y hoy da tumbos.

Para muestra la pérdida de confianza que hoy le tiene el Barbosismo y su anexión al grupo de Nacho Mier.

Pero quizá eso signifique la palabra lealtad para Karina Pérez Popoca: Nada.

Cuenta hasta 10

Hot Sale Estrella Roja
Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...