¿Hay una limpia en Tehuacán?

Parece que en el municipio que gobierna, o simula que gobierna, Pedro Tepole, hay un pleito que están perdiendo las bandas locales.

Alguien llegó por la plaza y está generando una limpia que tiene como blancos a las bandas locales.

Bandas que, por cierto, tenían una vida muy tranquila y se la vivían en una pachanga haciendo sus sucios negocios.

Sí, gracias a que Pedro Tepole no ha puesto mano dura en el tema de la seguridad ni ha pedido apoyo a la Policía Estatal ni a otras áreas afines que bien podrían apoyarlo a calmar ese clima de miedo que vive Tehuacán.

Ayer nos despertamos con otra noticia de violencia en Tehuacán.

Tres personas fueron ejecutadas a balazos y otras tres resultaron heridas, luego de un ataque en un centro nocturno “El Potrero” en Tehuacán.

Los responsables fueron dos hombres que huyeron en una motocicleta que minutos después fue abandonada y confiscada por policías.

A la manera y usanza de una ejecución realizada por profesionales.

El jueves 7 de julio se dio otra ejecución, la cual fue captada por las cámaras de seguridad de la propia presidencia de San Diego Chalma.

En las imágenes, puede verse cómo de la cajuela del automóvil sale la víctima e intenta escapar; llega a la puerta de una tienda para esconderse, pero no puede abrirla. Dos sujetos le dan alcance, forcejean y uno de ellos comienza a dispararle, otro saca un arma de fuego y le dispara también.

Unos días después, el 10 de julio, el cuerpo de un hombre fue localizado este día sin vida y con huellas de haber sido ejecutado en las inmediaciones de la colonia Manantiales de Tehuacán, Puebla.

El cadáver correspondía ahora a Carlos Alberto Carrera, identificado como “El Japo”, supuesto líder de una banda delictiva según información de autoridades ministeriales en Puebla.

La semana pasada recorrió las calles de Tehuacán la versión de la desaparición de tres hombres relacionados a “El Japo”.

Uno de los hombres desaparecidos es un personaje de la vieja mafia que ha vivido en Tehuacán por décadas, conocido como “El Tío” o “El Borolas”.

“El Borolas” es mejor recordado por haber fundado bandas de las que se desprendieron personajes como “El Alvin” que por varias administraciones municipales tuvo el narcomenudeo.

Bueno pues, el peso de este personaje entre las bandas delictivas no le permitió librarse de la limpia y se desconoce su paradero.

¿Qué pasa entonces en Tehuacán?

¿Quién es el nuevo dueño de la plaza en Tehuacán?

¿Hará algo Pedro Tepole?

Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...