El protagonismo de Sergio González, secretario de Gobierno de Tlaxcala

La gira de Claudia Sheinbaum Pardo en Tlaxcala reveló varios temas que se le están saliendo del huacal a la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros.

El fin de semana la Jefa de Gobierno visitó la capital tlaxcalteca para firmar un convenio con Tlaxcala en materia de innovación digital para la simplificación de la administración pública.

Luego, aprovechando su visita, impartió una conferencia sobre políticas públicas exitosas. Así casi como ha ocurrido en los eventos que le han tocado en Puebla.

Claudia Sheinbaum imparte la conferencia magistral “Políticas exitosas de gobierno”

Pero en Tlaxcala el evento fue el marco perfecto para evidenciar el protagonismo del secretario de Gobierno, Sergio González Hernández.

Y lo hizo en grande, pues eligió la visita de la corcholata mejor posicionada para hacerlo.

A ver vamos a explicar qué pasó y por qué el secretario nomás se exhibió.

De acuerdo con la estructura de la administración en Tlaxcala, la simplificación administrativa, mejora regulatoria y regulación de trámites corresponden a la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco).

De hecho, la firma de convenio entre el gobierno de CDMX y Tlaxcala para la implementación de la firma electrónica avanzada los realizó dicha dependencia.

También hay que especificar que de la Sedeco depende la Comisión Estatal de Mejora Regulatoria de Tlaxcala, que es quien se encarga de coordinar los trabajos con la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (CONAMER) del gobierno federal.

Así que los medios esperábamos un evento de la Secretaría de Desarrollo Económico, dependencia que después de casi un año de gestiones se consiguió la presencia de Claudia Sheinbaum para la firma del convenio con Tlaxcala.

Sin embargo, valiéndole 10 hectáreas de verdura, el titular de la Secretaría de Gobierno, Sergio González, decidió presidir el evento de la Sedeco.

Así como lo lee, se instaló en el presidium y ordenó que bajaran al secretario de Desarrollo Económico, Javier Marroquín Calderón, a quien correspondía el lugar, a pesar de que él hizo toda la chamba para el evento y también le correspondía por su perfil en la administración estatal.

Pero dicen por ahí: “Lo que natura no da, Salamanca no presta”.

La presencia de Sergio González en el lugar fue incómoda, inconexa y en su discurso tampoco ataba ni desataba.

Habló de la densidad poblacional de Tlaxcala.

De las similitudes de Ciudad de México y de Tlaxcala.

De cuántos tlaxcaltecas trabajan en la capital del país.

Vaya, casi habló hasta de las ventajas del pollo estilo Tocatlán…

Pero del tema de innovación digital y de todo lo que se simplifica en Tlaxcala con ayuda de la firma con la Ciudad de México ni una palabra.

Su desatino en el discurso y su necesidad de reflectores evidenciaron su falta de conocimiento en mejora regulatoria y digitalización de trámites que eran los temas centrales del evento.

Es más, ni pudo echarse un chascarrillo de la bronca burocrática que son para los empresarios algunos trámites.

Y ante la gobernadora Lorena Cuéllar y la mirada de Claudia Sheinbaum, el responsable de la política interna del estado, dio un mensaje poco inteligente.

Habló además de seguridad, de medio ambiente y de la necesidad de que Ciudad de México y Tlaxcala sumen esfuerzos para resolver las necesidades más demandantes de la población.

Casi saca un Power point para explicar por qué CDMX y Tlaxcala son uno mismo.

Quizás nadie le explicó el motivo de la firma o quizás, su necesidad de reflectores le hicieron olvidar preguntar qué se firmaba.

Pero además de la ignorancia como funcionario, su protagonismo evidenció la división dentro del gabinete de Lorena Cuéllar Cisneros.

Porque eso sí, me lo dejaron morir solo.

Nadie lo detuvo ante su nefasta actuación llena de intereses personales, desaprovechando la presencia de una figura política nacional en el estado.

No es la primera vez, que Sergio González Hernández se exhibe de esta manera.

Ya nos hizo una escena en la Final de Copa de Tiro con Arco y desconoció la trayectoria de atletas tlaxcaltecas en esta disciplina.

Pero bueno. El que nace para tamal, del cielo le caen las hojas.

Ahora esperemos que realmente Lorena Cuéllar no vuelva a pasar penas ajenas a la hora de codearse con personajes de alto nivel y mejor controle a su funcionario.

Pero imagínense, si ese es el secretario de Gobierno de Tlaxcala, no quiero pensar cómo están las cosas en gobernabilidad y política interior.

Hot Sale Estrella Roja
Edmundo Velázquez

Edmundo Velázquez

Es egresado de la carrera de Ciencias de la Comunicación por la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) y cursó la maestría en Periodismo Político en la Escuela de Periodismo Carlos...