Puebla, 18 de octubre del 2021

Abrir o morir, ¿esa es la cuestión?

Por Daniel Fajardo Patrón / /
Abrir o morir, ¿esa es la cuestión?
Fotos: Central
62041481 2302353556699440 8285002483898515456 n

Entre la espada y la pared, así miro la situación que los distintos gobiernos están enfrentando tras meses de intermitencias en las operaciones comerciales por la suspensión de actividades no esenciales que han llevado al borde de la quiebra a muchas empresas cuyos giros son principalmente de actividades comerciales.

Tras la iniciativa en CDMX para exigir a las autoridades abrir o morir, la manifestación se ha propagado con pronta velocidad en distintas regiones, para el caso de Puebla, sin duda una auténtica situación de estar entre la espada y la pared.

Esta situación tiene puntos a favor y en contra lo que hace más difícil la postura correcta a la que debemos llegar. Por una parte, las autoridades propusieron como respuesta para contener este movimiento, apoyos para fondo perdido que van desde los 10,000 pesos, situación ridícula para empresas cuyos negocios se encuentran en centros comerciales o zonas de restaurantes, este presupuesto si acaso, llega a subsanar un poco las finanzas de PYMES solamente.

Siendo empáticos, reconozco el esfuerzo del gobierno por brindar un apoyo, el cual a sabiendas de la alta demanda que tendrá no puede ser más pero al final un esfuerzo que poco ayudará para solucionar esta crisis, la cual es la consecuencia simplemente de no haber hecho bien las cosas cuando se debió de hacer, porque la luz al final del túnel con la campaña de vacunación que recién inició en nuestro país es un asunto que sin duda dará frutos todavía en muchos meses más, mientras tanto la ocupación hospitalaria por algunas semanas más irá en aumento y la posibilidad de quiebra de muchas empresas ocurrirá de manera paralela, ¿abrir o morir? Esa es la cuestión.

Apostando a la madurez y seriedad con la que este problema deberá enfrentarse, sin duda la balanza se inclinará hacia las empresas, los ciudadanos deberemos ser respetuosos de las medidas de higiene y evitar por el momento acudir en familia a lugares cuyo riesgo sea mayor pero ¡ahora o nunca debemos permitir que se abra!

Nuestro gobierno no tiene capacidad para enfrentar una crisis sanitaria al mismo tiempo que una económica, mantener al comercio formal cerrado es prácticamente un suicidio que poco ayuda a resolver el problema cuando el tema del ambulante continúa con venta de diversos productos y comida; a esto por supuesto le sumamos la poca efectividad de las medidas de sana distancia en el transporte público y muchas otras cosas más que nos obligan a simplemente responsabilizarnos de nuestros cuidados y apoyar al gobierno siguiendo estas recomendaciones.

Tras la lección de la situación que nos ha llevado nuevamente a semáforo rojo, todos deberemos cooperar y ayudar a las empresas a abrir, ser pacientes y apegarnos a las medidas de seguridad para reactivar la economía con responsabilidad mientras las autoridades se enfocan en resolver un problema a la vez.

Te invito a escuchar el complemento de esta columna escuchando el podcast “Entre Líneas… Comentando la Noticia”.

A unas cuantas horas de la toma de protesta de Joe Biden, existe nerviosismo en Estados Unidos, ¿será un antecedente de nuestros próximos procesos electorales? ¿Cuál es la situación de casos COVID-19 en las cárceles? será una opción la prisión domiciliaria, Karla Castillo me platica sobre este privilegio, además el comentario sobre la red social mexicana y las vacunas piratas.

ANTERIORES

BUAP