Puebla, 20 de mayo del 2024

Pandemia Fase 3, ¡bienvenida nueva normalidad!

Por Daniel Fajardo Patrón / /
Pandemia Fase 3, ¡bienvenida nueva normalidad!
Foto: Central

62041481 2302353556699440 8285002483898515456 n

El anuncio del decreto en el que se da un banderazo para que todas las actividades económicas puedan operar nuevamente marca el inicio de lo que llamó la fase 3 de esta pandemia, el inicio de la nueva normalidad.

Aunque esta frase se utilizó como bandera en el momento en el que se dio una apertura parcial a los negocios con aforos limitados y con mucha dependencia a los semáforos epidemiológicos, la realidad es que para mí era una fase de transición a lo que sería nuestra nueva normalidad.

Comprender que nuestra realidad será convivir con el COVID 19 de forma permanente es una manera de entender a la nueva normalidad, con un alto porcentaje de la población vacunada, es lógico que podamos aventurarnos a retomar nuestras vidas con mayor confianza sin olvidar que el coronavirus seguirá siendo un tema del que no escaparemos, pese a que la tasa de mortalidad se reduzca considerablemente.

¿Qué sigue ahora para esta nueva normalidad?, sin duda muchos retos, uno de los primeros es el tema de la responsabilidad, con un semáforo totalmente devaluado, el papel de los cuidados básicos se mantiene como una responsabilidad permanente de los ciudadanos quienes tomarán medidas de prevención que les permitan interactuar sin el riesgo de contagiarse o contagiar a los demás.

Por su parte el gobierno deberá crear un programa de comunicación efectivo para mantener esta sensibilización de forma permanente, los ciudadanos somos responsables de estos cuidados y debemos estar conscientes de ello. Además, en el área de salud y vacunación, sin duda en la mesa están los temas pendientes sobre las dosis de reforzamiento por ejemplo a docentes quienes sólo han recibido una dosis (aunque Cansino así lo propone) y adultos de la tercera edad quienes su periodo de inmunidad ya estará concluyendo en breve y requerirán una nueva aplicación y sucesivamente las siguientes generaciones.

El tema de los niños sigue siendo un asunto abierto, sin una postura clara y con el ejemplo de otros países que han comenzado con esta fase, se deberá establecer una estrategia para vacunar a este sector y prepararnos para que esta vacuna quede como parte del cuadro básico de vacunación.

En materia de tecnología, esta pandemia evidenció el enorme rezago que tenemos en esta área, hay que creer e invertir en la infraestructura tecnológica. Sobre el uso de herramientas digitales, y en específico en el sector educativo público, podemos observar que es vergonzosa la capacitación de docentes en esta área y la poca planeación que hay en estas herramientas.

Durante casi 2 años, no hubo estrategia ni innovación, tan sólo hubo reacción para contener un problema que los rebasó por mucho.

Finalmente destacaría el tema de la ciencia, ¿para cuándo podemos aspirar en ser como esos países que fueron capaces de desarrollar una vacuna?, ¡dar el gran paso de simplemente investigar y llegar hasta una fase de desarrollo!, ¡la ciencia sigue siendo una de las tareas pendientes de consolidar en nuestro país!, los científicos fueron una pieza clave para que esta pandemia pudiera resolverse de una manera pronta para poder coexistir con el virus de la manera en la que poco a poco lo hacemos en la actualidad, la mejor arma y el mayor escudo para contraatacar no llegó por armas, no llegó por la economía ni mucho menos por la política, llegó por el frente de la ciencia y es ahí en donde a nuestro país la falta no sólo invertir, sino creer.

Con la mayoría de los estados en semáforo en verde y la experiencia de un periodo donde las curvas de contagios van y vienen, la vacunación paso a pasito caminando, la recuperación económica en proceso y una sociedad construyendo una consciencia sobre el tema, es tiempo de mirar al futuro con esperanza y cambiar el pensamiento para adaptarnos y decir, Pandemia Fase 3, ¡Bienvenida nueva normalidad!

———————————————-

Mtro. Daniel Fajardo

Agencia de Servicios de Comunicación Integral

Mimfo Comunicación

Teléfono: 01 (222) 444 00 88

Mail: dfajardo@mimfo.com

Web: www.mimfo.com