01 de Junio del 2020
Contagios
3,047
Sospechosos
1,512
Muertos
466

#NiUnaMas

Por Ricardo Gali / /

 

Inden interior SeamosClaros

El problema de violencia de género en México está fuera de control, vivimos en un país donde ser mujer es un deporte extremo, donde en promedio mueren 10 mujeres por día y el 90% de estos casos son impunes, un país donde existen 51 casos de violencia sexual a diario, un país donde seguramente estas cifras son infinitamente peores porque lo anterior son datos registrados y no se consideran aquellos que ignoramos.

 ¿A quién debemos exigirle para qué se atienda esta emergencia cuando al Gobierno Federal parece importarle más la rifa del avión presidencial o que no rayen las paredes y puertas de Palacio Nacional?

La luna de miel se ha acabado, estamos cansados de un Gobierno que ante los temas que le incomodan, busque distractores y los tilde de oportunismo político de aquellos a los que desde su tribuna mañanera etiqueta de conservadores.

Hoy el Gobierno carece de una estrategia integral y se limita a expresar, a través de un decálogo que se detenga la violencia en contra de las mujeres, sin embargo, esto no es suficiente, no basta con un “deseo para que se reduzca la violencia género”.

La ciudadanía exige acciones concretas y no está dispuesta a seguir con el catálogo de ignorancia que se ha ofrecido en los últimos días, que muestran que el Gobierno, no ha terminado de comprender la gravedad del asunto y que las reuniones del gabinete a las 6 de la mañana en Palacio Nacional han fracasado para dar solución a un problema que cada día se agrava.

El Gobierno tiene que dejar de culpar al pasado; dejar el frívolo argumento, que afirma que los feminicidios son por el clima de violencia causado por las acciones que dejo el Neoliberalismo, el Gobierno de López Obrador fue elegido, porque los mexicanos sabíamos que la situación estaba mal y porque dijo tener la “fórmula” que solucionaría los males que aquejan al país.

Ingrid, Abril y Fátima eran muy distintas: tenían diferentes edades, diferentes condiciones socioeconómicas, diferentes orígenes y formas de vida. ¿De verdad debemos creer que el Neoliberalismo fue lo que las mató? Y si es así, ¿cómo elige el Neoliberalismo a sus víctimas, señor presidente? A estas mujeres no las mato el Neoliberalismo, las mato la indolencia, las mató el ahorita no, las mato la falta de sensibilidad y las mato la falta de capacidad de los anteriores y de los actuales para gobernar.

Las mujeres en México, no pueden seguir viviendo con miedo, no podemos seguir viviendo con miedo de que las mujeres que amamos y conocemos se encuentren en un constante riesgo de no volver a casa. Tenemos que hacer un esfuerzo como sociedad y exigir al Gobierno, se fortalezcan nuestras instituciones y garantizar que las atrocidades que suceden a diario en nuestro país, no se normalicen y no queden impunes.

ANTERIORES

Gobierno de Puebla

Gobierno de Puebla