20 de Septiembre del 2021

#MenstruaciónEnLasCalles

Por Ricardo Gali / /

Inden interior SeamosClaros

 

De acuerdo con un estudio presentado en el Senado de la República, una mujer a lo largo de su vida, en promedio utilizará 13 mil 320 toallas femeninas o tampones, las cuales, si mantienen un costo promedio por unidad de $2.00 pesos, implica una erogación de 26 mil 400 pesos a lo largo de su vida fértil.

Esta semana conocí a una joven llamada Sheyla Zamudio Beltrán, quien preocupada por la situación de millones de mujeres que no pueden acceder a productos de higiene femenina, decidió lanzar la campaña “Menstruación en la Calles”, la cual, tiene como propósito, el donar compresas y productos de higiene femenina a miles de mujeres que por su situación económica les es imposible comprar toallas sanitarias para atender su periodo.

Sheyla, me hizo saber que la situación es tan grave y los productos son tan de difícil acceso para ciertos grupos de mujeres, que, en ocasiones, se ven obligadas a reutilizar toallas sanitarias que rescatan de la basura, ropa vieja, periódicos e incluso tierra para absorber el flujo menstrual, lo cual, hace evidente la pobreza social y política que enfrentamos, así como la falta de sensibilidad de nuestras autoridades para hacer frente a un problema tan grave e ignorar así a todas las mujeres de nuestro país.

Frente a esta situación, pese a la insistencia de diversos grupos de legisladoras, que proponían eliminar el IVA a dichos productos, los legisladores en su cerrazón y falta de creatividad decidieron ignorar la propuesta y negar la eliminación del IVA a los productos de higiene femenina, sin importar que son considerados productos de primera necesidad.

Lo anterior demuestra que, en nuestro país no estamos generando los espacios necesarios para que exista un debate abierto en torno a este tema, ya que, preferimos hacernos de la vista gorda y negar que al cobrar el Impuesto al Valor Agregado de este producto, rompe con el principio de generalidad de los impuestos, principalmente porque este impuesto únicamente corre a cargo de las mujeres, por tanto, la negativa de eliminarlo, debe considerarse como un acto discriminatorio y de violencia en contra del género femenino.

Con la iniciativa menstruación en las calles, Sheyla ha logrado apoyar a mujeres de distintos municipios del Estado de Puebla, sin embargo, para resolver el problema de fondo, es necesario que, exista voluntad política para que sociedad civil y gobierno puedan sentar las bases para dar una solución que garantice el acceso de cualquier mujer sin importar su condición económica a los productos de higiene femenina. Para ello, es necesario generar políticas públicas integrales, que permitan concientizar a nuestra sociedad, educándola para que normalicemos hablar del tema de la menstruación y a su vez generar los mecanismos económicos que permitan el acceso a estos productos de primera necesidad.

En nuestro país, requerimos más jóvenes como Sheyla, que no sean indiferentes a las problemáticas que nos duelen como sociedad, jóvenes que tomen acciones para remediar los problemas. Ante esta situación, junto con Sheyla y sus amigas y amigos, buscaremos generar una iniciativa ciudadana para que pueda presentarse al Congreso Local y se exhorte al Gobierno del Estado, subsidiar el Impuesto del Valor Agregado para que con esta medida, se apoye a miles de niñas y mujeres poblanas que hoy se encuentran privadas del acceso pleno a la salud.

ANTERIORES

Puebla GOb

Puebla GOb