¡Comparte!

Todavía no nos recuperamos de la serie “El estafador de Tinder” y Netflix nos bombardea con otra historia igual de perturbadora. Ya puedes encontrar en la plataforma la producción “Inventando a Anna” que relata la historia de una mujer que engañó a varias celebridades y socialités haciéndose pasar por una rica y famosa heredera.

La serie original de la plataforma de streaming a cargo de Shonda Rimes, conocida por lanzar los éxitos Grey’s Anatomy y Bridgerton. “Inventando a Anna” está protagonizada por Julia Garner quien bajo el papel de Anna Delvey muestra la historia de la supuesta heredera alemana que se coló en la vida social de Estados Unidos. Anna logró engañar a las familias más ricas de Nueva York para estafarlas con exageradas sumas de dinero para poder cubrir los lujos de su extravagante estilo de vida.

Aunque parezca increíble, esta historia es totalmente verdadera. Incluso los medios estadounidenses escribieron artículos sobre su caso y develaron la verdadera identidad de la joven que nació bajo el nombre de Anna Sorokin.

La colaboradora de The New York Magazine, Jessica Pressler publicó en 2018 el artículo “Maybe She Had So Much Money She Just Lost Track of It” donde se dio a conocer el caso de la mujer que llevaba un estilo de vida de otro nivel, asistiendo a fiestas donde se encontraban los más famosos y ricos de la Gran Manzana, donde presumía su paso por hoteles de lujo y restaurantes cinco estrellas.

Anna nació en Rusia, pero vivió en Alemania gran parte de su vida llevando una vida de clase media promedio. Hasta que de 2013 a 2017 estafó a amigos millonarios y bancos, haciéndoles creer que lanzaría un club a base de membresías a alto costo a nombre de Anna Delvey Foundation.

A sus engaños añadía que su padre era un conocido empresario en Alemania que se dedicaba al negocio de los paneles solares. También inventaba que su progenitor era un diplomático ruso involucrado en la industria del petróleo.

La mayor parte del tiempo le pedí a sus amigos millonarios que pagaran con sus tarjetas las cuentas de las comidas en restaurantes o los paseos por la ciudad, bajo la promesa de pagarles en efectivo y en algunos casos, no lo hacía.

Incluso se quedaba a dormir en las mansiones de sus conocidos sin que nadie sospechara nada, se involucró en el mundo de la moda, los Fashion Week, codeándose con personajes como Olivier Zahm y André Saraiva.

Para no hacerte el cuento largo, Anna fue arrestada en 2017 y en 2019, se le halló culpable de fraude por lo que recibió una sentencia de 4 a 12 años de prisión. En varias entrevistas ha declarado no sentirse culpable por sus fechorías y al contrario de lo que muchos piensan, lo volvería a hacer.

Seguro ya te dimos muchos spoilers de la serie, por eso te invitamos a darle una oportunidad este fin de semana.

Etiquetas: