¡Comparte!

Si no la has visto, mejor no nos leas. Bien dicen que no te dejes llevar por las apariencias y para muestra de ello, en Netflix ya puedes encontrar la serie sobre Simon Leviev, mejor conocido como el estafador de la app de citas Tinder.

Tinder Swindler” es el nombre de este documental sobre el hombre que usó las citas por internet para hacer match con mujeres, conocerlas, manipularlas y formar una relación sentimental con el único objetivo de aprovecharse de ellas para mantener un estilo de vida lleno de lujos como todo un millonario.

La plataforma de streaming llevó a la pantalla chica los relatos y testimonios sobre la manera en que Simon les mostraba a las mujeres lo que querían ver, todo aquello que buscaban en una pareja pero que es difícil de encontrar: un hombre con solvencia económica, de mundo, atractivo y culto en medio de una vida llena de lujos.

Simon Laviev o Simon Hayut es originario de la ciudad de Bnei Brak en Tel Aviv, Israel, que cambió su nombre para crear un parentesco con Lev Leviev, un famoso empresario ruso-israelí.

Bajo este nuevo nombre que le daba estatus, se hacía pasar por un millonario para atraer la atención de las mujeres, inventando un pasado bastante convincente.

Dijo ser un rico heredero que trabajaba en el mundo de los diamantes, un negocio lleno de viajes que lo privaba de las relaciones formales, pero que le daba oportunidad para mantener relaciones a distancia.

El pretexto para sacarle dinero a las víctimas era que debido a su posición como millonario, se encontraba en peligro constante y nunca utilizaba sus tarjetas de crédito para evitar ser rastreado por ladrones, haciendo que sus parejas pagaran todos los gastos por él, dejándolas con deudas de millones de dólares en sus cuentas de banco y una promesa incumplida de pagarles lo que debía.

En su perfil de Tinder, el hombre presumía todo lo que podía costear gracias a su gran carrera en los negocios o por lo menos eso les hacía pensar. Dentro de los testimonios que se dan en el documental está el de Cecile, quien conoció a Leviev en un hotel en Londres.

El supuesto empresario la llevó a tomar café y la invitó a viajar con él hasta Bulgaria, donde supuestamente tenía que encargarse de asuntos de trabajo. Al investigarlo un poco más en internet, supuso que pertenecía a una familia de gran renombre y creyó tener la oportunidad de salir con el hijo del “rey de los diamantes”.

Fue así que lo acompañó a un viaje de meses en el cual ella terminó con el corazón roto y una deuda de más de 200 mil dólares entre tarjetas y créditos de sus amigas que hoy sigue pagando.

Como era de suponerse, ni a Cecil ni a las demás jóvenes que enamoró les pagó un peso (o dólar). Lograba zafarse de la situación entregando cheques sin fondos, transferencias bancarias que nunca llegaban y hasta joyas falsas.

Pese a que ya había sido arrestado en Finlandia en 2015 y pasar dos años en prisión por comentar sus fraudes, fue detenido de nuevo en 2019 y condenado por robo, fraude y falsificación de documentos en Israel.

Incluso, a finales de 2018 fue buscado por los gobiernos de Israel, Alemania, Suecia, Inglaterra, Noruega y Dinamarca debido a sus crímenes.

Cecile y decenas de mujeres que cayeron en su juego lo denunciaron por robo, sin embargo, él siempre negó haberlas estafado, tachándolas de mentirosas y hasta locas.

Leviev pasó sólo cinco meses en prisión por “ buena conducta” a pesar de haber desfalcado a las víctimas con una suma total de aproximadamente 10 millones de dólares, algo que molestó a las mujeres que lo denunciaron ya que esperaban que la pena en la cárcel fuera lo suficientemente larga para pagar sus atrocidades.

Hoy en día, Simon Leviev vive en Israel sin problemas con la ley y se encuentra activo en redes sociales donde le siguen más de 200 mil personas en Instagram.

Tinder emitió un comunicado para informar que su perfil no se encontraba habilitado ya que lo cometió fue delito que no debe ser solapado bajo ninguna circunstancia. Pero el daño ya está hecho y aunque logró librar la cárcel, todavía tiene una cuenta pendiente con la sociedad.

Etiquetas:
Hot Sale Estrella Roja