¡Comparte!

¡Una tradición en peligro de extinción! Don Agustín Galán y su esposa, Susana llevan 45 años como organilleros en las calles de la Ciudad de Puebla. 

A pesar de la innovación tecnológica, ellos se sienten orgullosos de seguir conservando esta tradición musical

Ya que todos los días comparten melodías alegres como como ‘La Reilera’, ‘Cielito lindo’, ‘La Adelita’, entre otras por las calles del Centro Histórico de Puebla. 

Inclusive portan el uniforme popular de esta profesión de color beige con gorra, parecidos al del ejército de Pancho Villa

Entre los obstáculos a los que se han enfrentado esta la indiferencia de las personas. Sin embargo, hay poblanos y turistas que sí reconocen su trabajo, por lo que los apoyan con unas monedas. 

Monos recogían monedas 

En entrevista, Don Agustín relató que en Alemania utilizaban a monos para que recogieran las monedas dadas por la gente.  

Años más tarde, en México se adoptó pero con monos de peluche, muñeco que le dio un toque encantador al instrumento. 

Agustín y Susana, organilleros de Puebla llevan 45 años alegrando las calles del CH
Organillero con un mono de real para recoger monedas Creditos: Especial

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Más sobre el organillo 

Este instrumento de viento en forma de caja portátil, consta de una manivela con puntillas de bronce que al ser movidos reproducen hasta 8 melodías. 

Fue fabricado en el siglo XVII en Alemania, pero llegaron a México a finales del siglo XIX por los migrantes de aquel país. 

Entre ellos por los dueños de la empresa Wagner y Levien, quienes rentaron los instrumentos a los mexicanos. 

Para ellos fue una fuente de trabajo al tocarlos en plazas públicas, aunque cada instrumento pesará hasta 60 kilos. 

¿Por qué hay organilleros en la Ciudad de México?

En 1920, los organilleros reemplazaron las melodías europeas, por polkas que se popularizaron por la Revolución Mexicana

Hoy en día el oficio de organillero continúa en peligro de extinción. Si ves a don Agustín y a su esposa, Susana en calles de Puebla no dudes en apoyarlos con algunas monedas. 

Te puede interesar: