¡Comparte!

En solo cuatro años, Cuacolandia, ubicado en Atlixco, Puebla, ha logrado rescatar un total de 326 burros y caballos maltratados o que fueron víctimas de abandono.  

El santuario y centro de jubilación para equinos lo fundó Elena Larrea, quien comentó para esta casa editorial cómo surgió la idea de comenzar con esta labor altruista. 

Todo inició con su gusto por los caballos y al percatarse que la mayoría de las personas los observan como máquinas de trabajo.

Elena Larrea se dio cuenta que casi no existen asociaciones dedicadas al rescate de burros y caballos víctimas de maltrato animal. Por lo que decidió comenzar con su proyecto altruista.

Cuacolandia en Puebla ha rescatado más de 300 caballos maltratados y abandonados
Corral de Cuacolandia con un caballo. Creditos: Especial

En 2019, Elena Larrea decomisó a 40 equinos del estado de Guerrero. A los que ocupaban para jalar las famosas calandrias de dicho estado.

A partir de esa fecha, con 326 burros y caballos albergados en Cuacolandia, esta organización colaboró con autoridades para el rescate de más de 500 caballos maltratados.

En este sentido, Elena expresó sentir una gran satisfacción de justicia en cada uno de los casos en los que participa y resguarda a estos animales en su santuario.

Me gusta poderlos apoyar, son vistos erróneamente como bestias de carga y no lo son, al contrario, son animales que sienten amor, cariño al igual que un ser humano”.

Cuacolandia en Puebla ha rescatado más de 300 caballos maltratados y abandonados
Elena Larrea, fundadora de Cuacolandia, con un burro. Creditos: Especial

Hasta 200 mil pesos mensuales cuesta mantener Cuacolandia

Actualmente, Cuacolandia, en Atlixco, Puebla, tiene un total de 50 caballos, mulas y burros. Cuando llegaron los atendieron especialistas, debido a las enfermedades o golpes que tenían.

El lugar llegó a tener aproximadamente 130 caballos, pero desafortunadamente la pandemia por Covid-19 en 2020 afectó severamente este lugar.

Cuacolandia en Puebla ha rescatado más de 300 caballos maltratados y abandonados
Corral con 2 caballos color blanco. Creditos: Especial

Por este motivo, Elena Larrea se vio en la necesidad de dar en adopción a varios equinos y estuvo a punto de cerrar de manera definitiva, puesto que eran demasiados gastos.

Pero ella no se iba a dar por vencida, así que tuvo una brillante idea para obtener ganancias que podría ocupar para seguir con Cuacolandia.

Así es como se animó a abrir una página de OnlyFans, donde comparte contenido para adultos y resultó ser un gran éxito.

Según comentó la fundadora del santuario a Revista Rayas, desde que decidió incursionar en la “Pagina Azul”, pudo rescatar alrededor de 35 equinos en menos de un año.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM  

Además, logró seguir a flote con su proyecto y recibir caballos carretoneros. A estos caballos los explotan en disciplinas ecuestres y algunos los abandonaron, entre otros casos.

Cuacolandia, el santuario que le da una segunda oportunidad a los caballos.

Cuacolandia está abierto al público en general; así puedes acudir 

Las personas interesadas en conocer Cuacolandia y a todos estos caballos rescatados, lo pueden hacer por una cuota de recuperación de 200 pesos.

Durante tu estancia, podrán convivir con los animales e incluso alimentarlos. Cabe mencionar que el dinero recaudado se utiliza para el bienestar de estos equinos.

Cuacolandia en Puebla ha rescatado más de 300 caballos maltratados y abandonados
Dos ponis de Cuacolandia en un corral. Creditos: Especial

Para mayor información, puedes visitar las redes sociales de Cuacolandia y mandar un mensaje directo para preguntar por la visita. El sitio está ubicado en el Carmen, 74368, en el municipio de Atlixco, Puebla.

Por último, Elena Larrea señaló que toda la ayuda que reciben los animales es posible gracias a su equipo de trabajo que está conformado por aproximadamente 10 personas.

Aquí trabajan médicos veterinarios especializados en nutrición, odontología, podología y hasta ingeniería biónica, así como caballerangos, jardineros y más.

Te puede interesar: 

BONOBUS