¡Comparte!

Tras las denuncias por la falla de elevadores y las pésimas condiciones de las instalaciones, autoridades inspeccionaron al IMSS La Margarita, en Puebla capital, toda vez que planean la construcción de una clínica especializada en diálisis.

A través de un comunicado, el Instituto informó que la Dirección de Prestaciones Médicas y directivos del nosocomio, encabezados por la doctora Célida Duque Molina, recorrieron las instalaciones, conversando con pacientes y familiares de cada área.

Célida Duque señaló que estos recorridos permitirán “reforzar estrategias y el trabajo integral y coordinado en las distintas áreas del nosocomio, para brindar atención de calidad, con mejores condiciones para la población derechohabiente y para la base trabajadora”.

De igual manera, destacó el compromiso de mejorar la atención en el IMSS de La Margarita tras las quejas recibidas. Por ello, ante la alta demanda, crearán nuevas unidades especiales.

Se tiene el reto para los próximos días de crear clínicas de atención especial de urología, diálisis y transfusiones, a fin de mejorar la oportunidad en la atención y fortalecer el vínculo entre este hospital y la Unidad Médica de Alta Especialidad”.

Por su parte, el director del nosocomio, José Germán Santillana Arce, destacó que los jefes de servicio seguirán laborando para cumplir con los compromisos establecidos y mejorar la atención de los derechohabientes. Ello. ante las quejas recibidas en el IMSS La Margarita.

A su vez, la Dirección de Prestaciones Médicas, se comprometió a trabajar de forma coordinada con el hospital “para fortificar la asistencia médica, reducir los tiempos de espera, organizar que las zonas de urgencias, evaluación y el inmueble estén en óptimas condiciones”.

Las fallas en La Margarita

La inspección al IMSS de La Margarita, se debe a los constantes problemas que han padecido por la saturación del servicio, desde la inhabilitación del hospital de San Alejandro, por los sismos del 2017. Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, en marzo del 2020, los pacientes han quedado incluso en los pasillos, por la falta de camas.

El 24 de junio, el único elevador que funcionaba presentó fallas. Tras un ligero desplome, algunos trabajadores resultaron lesionados. En consecuencia, diputados federales del PAN informaron sobre las constantes fallas en las tuberías.

Esto fue corroborado el 12 de julio, cuando el hospital se inundó por la ruptura de una tubería en el sótano. Los trabajadores tuvieron que limpiar el área afectada, sin suspender los servicios médicos.

Te puede interesar:

Etiquetas: