¡Comparte!

Puebla tiene tres casos sospechosos de la variante Ómicron, las pruebas fueron enviadas al Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) y se espera que los resultados se conozcan en un periodo de tres a cinco días, informó el titular de la Secretaría de Salud en el estado, José Antonio Martínez García.

El funcionario enfatizó que la llegada de la variante Ómicron a Puebla sería por importación, ya que la propagación se inicia cuando se tiene contacto con personas de otros países o que son “cosmopolitas”, así se corre el riesgo de traer la cepa e iniciar la transmisión.

Ante la posible llegada de la variante, el secretario de Salud pidió a la población que acuda a vacunarse y ponerse sus dosis de refuerzo, así como mantener las medidas sanitarias para evitar que la nueva cepa se propague.

Martínez García señaló que Puebla cuenta con el equipo para detección de PCR que es especializado para identificar la variante, pero las pruebas confirmatorias se realizan con biología molecular y genómica, proceso que lleva a cabo el InDRE, encargado de determinar si se trata o no de la cepa.

Mientras llegan los resultados de los tres casos sospechosos, el titular de la Secretaría de Salud comentó que las personas portadoras se encuentran en vigilancia epidemiológica. Además, llamó a la población a acudir a los servicios de salud en caso de presentar síntomas.

Donde hay que hacer muchísima fuerza de convencimiento es en toda la población que no se ha vacunado, ellos son los vulnerables y también la responsabilidad con todos los refuerzos (…) lo que es la vacunación y las medidas anticovid, que afortunadamente ya hemos aprendido desde hace dos años a llevarlas, son las únicas herramientas para combatir esta nueva cepa, dijo.

El secretario de Salud recomendó a la población mantener las medidas sanitarias si salen de vacaciones, pero también a quienes se quedan en Puebla, si acuden a lugares cerrados tengan ventilación y eviten aglomeraciones.