¡Comparte!

A dos años del inicio de la pandemia, el sector de alimentos y el de transporte registraron crecimiento y ya están en los mismos niveles productivos que se tenían antes de la crisis sanitaria. Pero ahora, la nueva amenaza para la industria es el aumento en los precios de los combustibles.

De acuerdo con el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra) Puebla, Luis Espinosa Rueda, el sector alimentos tiene un crecimiento de 12% en comparación con año anterior y el de transporte 1.25%.

Aunque ahora, hay incertidumbre por el aumento en el precio de los combustibles y otros insumos ante el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, ya que esto impactaría de forma directa en los costos de los procesos para la industria.

MANTENTE INFORMADO CON LAS NOTICIAS MÁS RECIENTES Y RELEVANTES EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Luis Espinosa Rueda señaló que los dos años de la pandemia generaron un retroceso para la industria, pues el crecimiento de detuvo. Ahora, la recuperación económica por la contingencia sanitaria, se mezcla con los efectos del conflicto bélico.

La buena noticia es que el sector alimenticio sigue creciendo, está a niveles pre pandémicos, creció el 12%, lleva un crecimiento 12% arriba del año pasado. El sector de automóviles, de transporte, ya también está arriba de niveles pre pandémicos, apenas un 1.25% según lo que tenemos reportado en febrero”, indicó.

Con el aumento en los precios de los combustibles, nuevamente se genera incertidumbre, una vez que Rusia es el principal exportador de petróleo, pero, además, de insumos como aceites y granos, que afectarán a otros sectores.

Se juntan la recuperación económica y el aumento en el precio de los combustibles

Para el presidente de Canacintra en Puebla, es positivo que el Gobierno Federal absorba el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), pues sin este estímulo el precio real de la gasolina rondaría los 28 pesos.

Sin embargo, consideró que esta medida no podría continuar en el largo plazo, ya que afectaría las finanzas públicas. Al mismo tiempo, el aumento en el precio de los combustibles traería consigo el incremento en la inflación que ya se encuentra en 7.25% y se espera que continúe al alza.

Ante este panorama, señaló que, si la inflación aumenta, también los costos de los productos, incluidos los de la canasta básica y esto afectará de forma directa a los ciudadanos, que sortearon la crisis económica por la pandemia del coronavirus.

En cuando al balance por los dos años de la pandemia, dijo que son dos años perdidos en cuanto a crecimiento económico, pero la buena noticia es que se perdieron pocos empleos, en comparación con la totalidad de la planta productiva.

No se puede decir que no ayudamos, que no pusimos nada, pusimos precisamente lo primero que eran los empleos (…) la planta laboral se mantuvo arriba 90% y eso es bueno”, dijo.

Etiquetas: