¡Comparte!

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que la fuga de agua en el hospital de La Margarita fue controlada. Además, aseguró que los pacientes no estuvieron en riesgo de infección, pues el líquido era para uso hospitalario.

En un comunicado, la delegación del IMSS en Puebla dio a conocer que la fuga fue causada por la presión del agua, lo cual género una ruptura en la manguera de la tarja, ubicada a un costado de los quirófanos.

De manera inmediata fue atendida por parte del personal de conservación y no generó ningún problema en el servicio, no afectó las áreas de quirófanos, no hubo suspensión en la atención a los pacientes; el área es completamente funcional y continúa la atención con normalidad”.

MANTENTE AL DÍA CON TODO LO ÚLTIMO EN NUESTRO CANAL DE TELEGRAM

Y es que este viernes, la diputada federal Genoveva Huerta Villegas difundió imágenes donde se observa inundado el piso de operaciones. La legisladora especuló que podría tratarse de agua contaminada y exigió al IMSS atender la fuga y las deficiencias del hospital La Margarita.

Al respecto, el Instituto refirió que el agua era “completamente limpia y tratada para uso hospitalario”, pues cuentan con personal especializado que atiende cada una de las unidades médicas “para las necesidades de sus unidades médicos administrativas”.

Un historial de problemas

La fuga de agua en el IMSS de La Margarita fue controlada, cuando el hospital ha sido constantemente criticado por sus pésimas condiciones, las cuales, ponen en riesgo a trabajadores y derechohabientes.

El 4 de abril, el personal de salud portó un brazalete durante sus turnos, como protesta por el desabasto de insumos médicos, equipos de protección y por la falta de camas.

El 12 de junio, el nosocomio se inundó tras reventar una tubería de agua. El mantenimiento derivó en la suspensión de los servicios médicos.

El 24 de junio, el elevador se desplomó con pacientes y trabajadores adentro. Aunque el hospital intentó minimizar el hecho, hubo personas que sufrieron una crisis de ansiedad al temer por su vida.

Lo anterior es consecuencia de la saturación que ha sufrido el IMSS La Margarita en los últimos cinco años, debido a que el de San Alejandro fue inhabilitado tras los sismos de 2017.

Te puede interesar: