¡Comparte!

Las explosiones de polvorines en los municipios de Juan C. Bonilla y Felipe Ángeles lesionaron de forma grave a dos personas que todavía se encuentran hospitalizadas, una de ellas es menor de edad, informó el titular de la Secretaría de Salud, José Antonio Martínez García.

Puntualizó que, por la explosión en el polvorín de Juan C. Bonilla ocurrida el pasado 5 de diciembre fueron atendidas cinco personas en total, tres fueron dadas de alta por mejoría y otra se encuentra grave, está internada en el Hospital de Traumatología y Ortopedia, de la quinta no otorgó mayores detalles, pero se sabe que uno de los lesionados falleció.

En tanto, indicó que por la explosión del polvorín en Felipe Ángeles todavía hay una menor de 13 años internada en el Hospital para el Niño Poblano. Esta explosión ocurrió al día siguiente que la de Juan C. Bonilla, el 6 de diciembre y tuvo como saldo tres personas fallecidas.

La titular de la Secretaría de Gobernación, Ana Lucía Hill Mayoral indicó que permanecen los operativos para la venta y uso de pirotecnia, y aunque ya se han realizado revisiones en municipios como Tlapanalá, Zacatlán y Huehuetlán el Grande, algunas inspecciones son competencia de los Ayuntamientos, como las que deben realizarse en mercados.

Se están llevando a cabo operativos en todo el estado en coordinación con los municipios y con autoridades del Gobierno Federal a través de la Secretaría de la Defensa Nacional, operativos coordinados entre los tres niveles de gobierno ya se llevaron a cabo en Tlapanalá, Zacatlán y Huehuetlán el Grande”, detalló en conferencia de prensa.

La semana pasada, el gobernador Miguel Barbosa Huerta instruyó a la Secretaría de Gobernación a vigilar la venta de pirotecnia que se realiza en redes sociales para presentar las denuncias correspondientes.